Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La gobernadora de la Fed Lael Brainard en una conferencia en Washington, abr 2, 2015. Una importante defensora de la política de tasas de interés bajas en la Reserva Federal de Estados Unidos destacó el martes que el banco central podría elevar los tipos más agresivamente si el gasto durante el Gobierno de Donald Trump lleva a un rápido repunte económico. REUTERS/Yuri Gripas/File Photo

(reuters_tickers)

Por Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - Una importante defensora de la política de tasas de interés bajas en la Reserva Federal de Estados Unidos destacó el martes que el banco central podría elevar los tipos más agresivamente si el gasto durante el Gobierno de Donald Trump lleva a un rápido repunte económico.

"Si cambios en la política fiscal llevan a una eliminación más rápida de la capacidad ociosa y si todo lo demás sigue igual, el ajuste de la política probablemente sea más rápido", dijo la gobernadora de la Fed Lael Brainard en un evento organizado por la Brookings Institution. [ID:nL1N1F711E]

Brainard, que fue un alto cargo del Departamento del Tesoro durante el gobierno de Barack Obama, ha defendido una aproximación cauta al alza de las tasas desde que se unió a la Junta de Gobernadores de la Fed en 2014.

El martes se unió al creciente coro de responsables de política de la Fed que ha advertido que una ampliación sostenida del déficit presupuestario podría impulsar la inflación en momentos en que la economía estadounidense ya está cerca de su fortaleza plena.

"El pleno empleo está al alcance y podría ser sostenible con la mezcla correcta de políticas", sostuvo, agregando que la "aproximación gradual" de la Fed a los incrementos de las tasas podría cambiar dependiendo de las futuras políticas fiscales.

Tras mantener las tasas cercanas a cero durante siete años para ayudar a la recuperación de la economía tras la recesión de 2007-2009, la Fed aprobó un alza en 2015 y otra en 2016. Los responsables de política del banco central proyectan tres aumentos más este año.

No obstante, la elección de Trump como presidente ha hecho más incierto el panorama económico, con promesas de un aumento del gasto militar y en infraestructura. Varios funcionarios de la Fed advirtieron que un mayor déficit fiscal podría provocar un recalentamiento de la economía, requiriendo incrementos de tasas más agresivos y generando probablemente otra recesión.

Al mismo tiempo, el presidente de la Fed en Nueva York, William Dudley, se hizo eco el martes de la visión de sus pares de que políticas regulatorias gubernamentales más amistosas con los negocios podrían ayudar a que las compañías y los trabajadores fueran más productivos. [ID:nL1N1F70RS]

(Reporte adicional de Richard Leong en Nueva York; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters