Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Corea del Sur y Estados Unidos acordaron el jueves que adoptarán rápidamente "medidas punitivas" contra Corea del Norte en caso de que lleve a cabo una provocación adicional, aunque Washington sugirió que las sanciones y la presión diplomática son su prioridad por ahora. En la imagen, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, se estrecha la mano con el primer ministro y presidente en funciones de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, en Seúl. REUTERS/Kim Hong-Ji

(reuters_tickers)

Por Michael Martina y David Brunnstrom

PEKÍN/WASHINGTON (Reuters) - China dijo al Gobierno de Donald Trump que advirtió a Corea del Norte que le impondría sanciones unilaterales si Pyongyang realiza otra prueba nuclear, comentó el jueves el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, en la amenaza más dura hasta el momento de Pekín contra su desafiante vecino.

Hablando con Fox News, Tillerson dijo que China le pidió a Corea del Norte que no realice más ensayos nucleares. Destacó que en los últimos días pasó una importante conmemoración en Corea del Norte sin que se realizara una temida prueba nuclear, ni un lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales.

"De hecho, los chinos nos dijeron que le informaron al régimen que si realizan una nueva prueba nuclear, China adoptaría sanciones por su cuenta", sostuvo Tillerson sin detallar a qué medidas se refería.

Tillerson no entregó detalles sobre la fecha en que China realizó su amenaza y no hubo una confirmación inmediata de Pekín.

El diplomático estadounidense será anfitrión el viernes de una reunión con los ministros de Relaciones Exteriores del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la que dijo que haría hincapié en la necesidad de que sus miembros implementen totalmente las sanciones existentes y posibles nuevas medidas.

"Vamos a discutir qué próximos pasos podrían ser necesarios para aumentar la presión sobre el régimen", declaró.

La embajada china en Washington no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Las declaraciones de Tillerson sugieren que el Gobierno del presidente Donald Trump, quien sostuvo este mes una cumbre con el presidente chino, Xi Jinping, cree que sus esfuerzos podrían estar resultando en una posición más dura de Pekín ante Corea del Norte.

En tanto, el presidente ruso Vladimir Putin y el primer ministro japonés Shinzo Abe pidieron a Corea del Norte y otros países que eviten comentarios o acciones que puedan incrementar las tensiones. Tras una reunión en Moscú, los líderes dijeron en una rueda de prensa que acordaron cooperar para tratar de disminuir las tensiones sobre Pyongyang.

China lleva tiempo promoviendo el diálogo para resolver el "problema nuclear coreano", mientras Corea del Norte ha amenazado en repetidas ocasiones con destruir Estados Unidos, que ha advertido a cambio con que "todas las opciones están sobre la mesa" para acabar con las provocaciones.

Corea del Sur y Estados Unidos acordaron el jueves adoptar "rápidamente medidas punitivas" contra Pyongyang si siguen las provocaciones. Seúl dijo también que el despliegue del sistema de Defensa Aérea de Alta Altitud Terminal (THAAD, por su sigla en inglés) progresa de manera efectiva, pese a las protestas en su contra y la dura oposición china.

(Reporte adicional de Phil Stewart en Washington y Ben Blanchard en Pekín, escrito por Jack Kim y Nick Macfie. Editado en español por Carlos Aliaga, Carlos Serrano, Javier Leira y Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters