Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen cedida a Reuters por el Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica del huracán Irma (a la izquierda en la imagen) junto al huracán José en su paso por el océano Atlántico, sep 7, 2017 NOAA satellite handout photo. NOAA/Handout via REUTERS Imagen cedida a Reuters

(reuters_tickers)

Por Marc Frank

LA HABANA (Reuters) - Irma, el huracán más poderoso registrado en el Atlántico en un siglo, impactaba el viernes a Cuba y Bahamas mientras avanzaba hacia Florida, tras azotar el Caribe con vientos devastadores y provocar la muerte de al menos 21 personas, dejando un rastro de destrucción a su paso.

La tormenta se ubicaba a 510 kilómetros al sureste de Miami, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. Las condiciones de huracán se extendían al oeste sobre zonas de Cuba y el centro de Bahamas.

Irma podría recuperar fuerza y golpear los cayos de Florida como un huracán de categoría 5, con vientos sostenidos de 258 kilómetros por hora.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en un comunicado que Irma es una tormenta "de potencial destructivo histórico" y pidió a la población que haga caso a las recomendaciones de las autoridades.

Más temprano el viernes, Irma -que fue rebajada a categoría 4- golpeó las Islas Turcas y Caicos tras empapar las costas septentrionales de República Dominicana y Haití.

El pronóstico es que Irma provoque oleadas de hasta seis metros en el sureste y centro de Bahamas y de hasta 3 metros en zonas de la costa norte de Cuba. Se prevé que llegue a Florida el domingo.

"Se nos está agotando el tiempo. Si usted está en una zona de evacuación, debe salir ahora. Esta es una tormenta catastrófica como nuestro estado nunca antes ha visto", dijo a periodistas el gobernador de Florida, Rick Scott, agregando que los efectos del ciclón se sentirían en toda la costa del estado.

Un total de 5,6 millones de personas, o un 25 por ciento de la población de Florida, recibió órdenes de evacuación, informó Associated Press citando a Andrew Sussman, encargado del programa de huracanes del estado.

En Cuba, las autoridades evacuaron a cientos de miles de personas. También se cerraron los negocios y se cancelaron los servicios de autobuses, vuelos domésticos y de trenes.

"Todo el mundo está preocupado porque quiere resguardar sus cosas. Después que pase el ciclón tú sabes como nos quedamos, todo el mundo va con las cosas para un lugar seguro", dijo Lucy Romero, una pobladora de Caibarién.

La televisión estatal cubana transmitió imágenes de las entradas del mar y los fuertes vientos que azotaron las ciudades costeras de Guantánamo y Holguín con olas de unos 6 metros.

Irma se acercaría a tierra, avanzando sobre el centro de Cuba y podría afectar los centros turísticos. Los visitantes e incluso los delfines exhibidos en esos lugares fueron evacuados. Se pronostica que la tormenta vaya al norte, sin pasar por La Habana.

"NO BAJEN LA GUARDIA"

El jefe de la agencia federal de manejo de emergencias de Estados Unidos dijo que Irma devastará parte del país y que los funcionarios se están preparando para una respuesta masiva a la tormenta.

El centro de Miami se veía vacío, y en Palm Beach se ordenó la evacuación de la propiedad Mar-a-Lago del presidente Trump.

Irma golpea a Estados Unidos luego que el huracán Harvey cobró las vidas de unas 60 personas y provocó daños por hasta 180.000 millones de dólares en Texas y Luisiana.

Irma devastó una serie de islas en el noreste del Caribe, incluyendo Barbuda, San Martín y las Islas Vírgenes, donde destrozó casas y hospitales. Un testigo relató que durante el paso de la tormenta en Las Providenciales la caída en la presión podía ser percibida por las personas en su pecho.

Además, los habitantes del noreste del Caribe esperan para el sábado el paso del huracán José, de Categoría 4 y con vientos máximos de hasta 250 kilómetros por hora, dijo el CNH.

La cifra de muertos que manejan las autoridades subía en la medida que los servicios de emergencia llegaban a las zonas más remotas. Francia dijo que contabilizaba nueve fallecidos y al menos siete desaparecidos tras el paso de Irma por San Martín y San Bartolomé, además de 112 heridos.

Cuatro personas murieron en las Islas Vírgenes estadounidenses. Barbuda, donde murió una persona, quedó reducida a "escombros", según el primer ministro Gaston Browne. En el territorio británico de ultramar de Anguila otra persona falleció y hubo severos daños en el hospital y el aeropuerto.

Tres personas murieron en Puerto Rico y alrededor de dos tercios de la población se quedó sin electricidad, dijo el gobernador Ricardo Rosselló. Un surfista también falleció en Barbados.

La tormenta pasó al norte de La Española, isla compartida por Haití y República Dominicana, causando daños en techos y cortes de energía.

(Reporte de Makini Brice en Cabo Haitiano, Haití, Delana Isles in Providenciales, Turcos y Caicos, Sarah Marsh en Caibarién, Marc Frank y Nelson Acosta en La Habana, Andy Sullivan en Miami, Bate Felix, Richard Lough y Dominique Vidalon en París, Brendan O'Brien en Milwaukee, Susan Heavey y David Shepardson en Washington y Colleen Jenkins en Winston-Salem, EEUU, escrito por Frances Kerry. Editado en español por Carlos Aliaga/Janisse Huambachano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters