Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una persona conversa con una reclutadora de empleos en la feria laboral Construction Careers Now! en Denver, EEUU, ago 2, 2017. REUTERS/Rick Wilking

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó a casi un mínimo de seis meses la semana pasada, lo que apunta a una mejoría del mercado laboral que podría alentar a la Reserva Federal a delinear un plan para empezar a reducir su enorme cartera de bonos.

Sin embargo, la debilidad del sector automotor está empañando un panorama económico que de otro modo sería brillante.

En tanto, otro dato divulgado el jueves mostró que la producción manufacturera cayó en julio por un desplome de la producción automotriz. Los fabricantes de autos están reduciendo la producción ante la debilidad de las ventas, lo que ha creado un exceso de inventarios.

"Los datos de hoy fueron constructivos hacia nuestra expectativa de otra alza robusta en el crecimiento del PIB real en el tercer trimestre y una mayor mejoría del mercado laboral", comentó Dana Peterson, economista de Citigroup en Nueva York.

"Las lecturas respaldan nuestra conjetura de que si no fuera por la inflación baja, ya están dadas las condiciones para que la Fed anuncie una reducción de su hoja de balance", agregó.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron en 12.000, a una cifra desestacionalizada de 232.000, en la semana que terminó el 12 de agosto, dijo el Departamento del Trabajo. Fue el nivel más bajo desde la semana que terminó el 25 de febrero, cuando las solicitudes bajaron a 227.000, la mejor lectura desde marzo de 1973.

El dato ha estado debajo del umbral de 300.000, asociado con un mercado laboral robusto, por 128 semanas, la racha más larga desde 1970, cuando el mercado laboral era más pequeño. La tasa de desempleo es de 4,3 por ciento.

El promedio móvil de cuatro semanas para los pedidos, considerados una mejor medición de las tendencias del mercado laboral debido a que elimina la volatilidad semanal, bajó en 500, a 240.500 la semana pasada.

La buena salud del mercado laboral probablemente sea suficiente para que la Fed empiece a delinear una propuesta para reducir su cartera de 4,2 billones de dólares en bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas en su próxima reunión de política monetaria en septiembre.

Sin embargo, la inflación persistentemente baja podría llevar al banco central estadounidense a retrasar una nueva alza de las tasas de interés hasta diciembre, después de subirlas dos veces este año.

El índice dólar operaba estable frente a una cesta de divisas a media sesión, mientras que los precios de los bonos del Tesoro subían marginalmente y las acciones caían por la preocupación de los inversores sobre la capacidad del presidente Donald Trump de aplicar sus políticas económicas procrecimiento.

En otro reporte, la Fed dijo que la producción manufacturera bajó un 0,1 por ciento en julio debido a un desplome de un 3,6 por ciento en la producción de vehículos motorizados y piezas.

Un tercer informe de la Fed de Filadelfia mostró que el índice de actividad fabril en la zona norte de la Costa Este de Estados Unidos bajó a 18,9 este mes desde 19,5 en julio.

(Reporte adicional de Dan Burns en Nueva York. Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters