Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una persona rellenando una solicitud de empleo en una feria laboral en Denver, EEUU, feb 15, 2017. Los nuevos pedidos de subsidios por desempleo en Estados Unidos subieron levemente más de lo previsto la semana pasada, pero una caída a un mínimo de 17 años en la cantidad de estadounidenses que figuran en los registros de desocupación sugiere que el mercado laboral continúa fortaleciéndose. REUTERS/Rick Wilking

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Los nuevos pedidos de subsidios por desempleo en Estados Unidos subieron levemente más de lo previsto la semana pasada, pero una caída a un mínimo de 17 años en la cantidad de estadounidenses que figuran en los registros de desocupación sugiere que el mercado laboral continúa fortaleciéndose.

La solidez del mercado de trabajo fue respaldada por otro dato publicado el jueves que mostró que los fabricantes de la zona centro-este de Estados Unidos contrataron más empleados este mes y aumentaron las horas de trabajo, aún cuando la actividad de producción se desaceleró desde marzo.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 10.000, a una cifra desestacionalizada de 244.000, en la semana que terminó el 15 de abril, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. El incremento se produce luego de tres semanas seguidas de declives.

Dado que el mercado laboral está cerca del pleno empleo con una tasa de desocupación del 4,5 por ciento, y que las empresas están reportando dificultades para encontrar trabajadores calificados disponibles, algunos economistas ven un espacio limitado para que los pedidos del beneficio estatal caigan más.

"Los despidos siguen bajos y los empleadores no sienten necesidad de recortar agresivamente sus nóminas. A medida que las condiciones del mercado laboral se fortalecen, la cantidad de trabajadores calificados desempleados disponibles sigue agotándose", dijo Jim Baird, jefe de inversiones de Plante Moran Financial Advisors en Kalamazoo, Michigan.

Los pedidos de subsidios por desempleo llevan 111 semanas consecutivas debajo de los 300.000, un umbral asociado con un mercado de trabajo saludable. Se trata de la racha más larga desde 1970, cuando el mercado de trabajo era mucho más pequeño.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los pedidos iniciales del beneficio estatal a desocupados subieran a 242.000 la semana pasada.

El promedio móvil a cuatro semanas, considerado una medición más precisa de las tendencias en el mercado laboral porque suaviza los efectos de la volatilidad semanal, bajó 4.250 a 243.000. La cantidad de personas que aún recibía el beneficio tras una semana inicial de ayuda cayó en 49.000 a 1,98 millones al 8 de abril, la lectura semanal más baja desde abril del 2000.

En un reporte aparte, la Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice de actividad manufacturera actual retrocedió a una lectura aún elevada de 22,0 este mes, desde 32,8 en marzo. El indicador ha arrojado resultados positivos durante nueve meses seguidos.

El dólar operaba con una leve baja frente a una canasta de monedas, mientras que las acciones estadounidenses subían en medio del optimismo generado por la temporada de difusión de resultados corporativos del primer trimestre. Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos caían.

(Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters