Reuters internacional

Después de que unos extremistas mataran a siete personas e hirieran a otras 48 en Londres, la primera ministra británica, Theresa May, reanuda su campaña el lunes, tres días antes de unas elecciones generales que según las encuestas serán mucho más ajustadas de lo previsto inicialmente. En la imagen, May entra en el número 10 de Downing Street tras un discurso sobre el ataque en Londres, el 4 de junio de 2017. REUTERS/Kevin Coombs

(reuters_tickers)

Por Costas Pitas y David Milliken

LONDRES (Reuters) - La policía y los servicios de seguridad británicos investigaron previamente a uno de los militantes islamistas que perpetraron los ataques en Londres, aunque con limitaciones presupuestarias, pero éste no fue catalogado como suficientemente peligroso como para ser seguido, dijo el lunes la policía.

La revelación generó dudas sobre el juicio policial e incrementó la presión sobre la primera ministra, Theresa May, quien a tres días de una elección afronta críticas por las medidas de recortes de fondos que tomó cuando fue ministra del Interior.

Tres agresores armados con cuchillos arremetieron el sábado con una furgoneta contra peatones en el Puente de Londres y apuñalaron a otros en un mercado cercano. Siete personas murieron y decenas más resultaron heridas en el tercer ataque en Reino Unido en menos de tres meses.

Los tres atacantes fueron abatidos por la policía, que llevó a cabo al menos una decena de arrestos en el este de Londres el domingo y otras redadas el lunes en la mañana. La policía identificó el lunes a dos de los agresores y dijo que seguía buscando datos sobre el tercero.

Uno de los atacantes ya había sido investigado por los servicios de seguridad pero no fue considerado como una amenaza. Khuram Shazad Butt, de 27 años, era un ciudadano británico nacido en Pakistán.

Otro agresor fue identificado como Rachid Redouane, de 30 años y quien, según la policía, decía ser marroquí o libio y también aparecía bajo el nombre de Rachid Elkhdar. Ambos vivían en la misma zona del este de Londres.

"VECINO SOCIABLE"

Un vecino de Butt, Ikenna Chigbo, dijo a Reuters que había conversado con él horas antes de los ataques y destacó que parecía "casi eufórico". "Era muy sociable, como un hombre de familia común y corriente", remarcó.

La policía dijo que había arrestado a 12 personas en la zona, siete mujeres y cinco hombres, y las liberó a todas tras interrogarlas.

El ataque se produjo dos semanas después de que un suicida detonara una bomba en un concierto en Manchester, un hecho que dejó 22 muertos, muchos niños. En marzo, cinco personas fallecieron después que una camioneta condujera contra los peatones en el Puente de Westminster.

May describió el último incidente como "un ataque al mundo libre".

Pero teniendo por delante las elecciones nacionales del jueves, quedó en el centro de la agenda política su decisión de reducir el número de policías en Inglaterra y Gales en casi 20.000 durante sus seis años como ministra del Interior, de 2010 a 2016.

May no contestó las repetidas preguntas de periodistas respecto a estos cortes, pero dijo que el presupuesto de contraterrorismo había sido mantenido y que la policía contaba con el poder necesario.

La policía dijo que tuvo que priorizar recursos para los sospechosos de estar preparando un ataque o dar respaldo a uno.

El grupo insurgente Estado Islámico, que está perdiendo territorios en Siria e Irak por el avance de una coalición liderada por Estados Unidos, dijo que sus milicianos fueron responsables del ataque, pero no están claros los vínculos entre los autores y el grupo.

    La jefa de la policía de Londres, Cressida Dick, señaló que si bien en algunos de los recientes ataques en Reino Unido hay vínculos internacionales, tienen un centro de gravedad en gran parte doméstico.

Los atentados mortales perpetrados en París, Niza, Bruselas, Berlín, Manchester y Londres en los últimos años han conmocionado a los europeos, ya inquietos por los desafíos de seguridad que plantea una inmigración masiva y grupos domésticos de radicalismo islámico.

(Reporte adicional de Kate Holton, William James, Kylie MacLellan, Elisabeth O'Leary, Andy Bruce, Michael Holden y Jonathan Coffey. Editado en español por Javier Leira)

Reuters

 Reuters internacional