Navigation

RESUMEN-Policía liberiana dispara a manifestantes, muertes por ébola llegan a 1.350

Este contenido fue publicado el 21 agosto 2014 - 02:15

Por Clair MacDougall y James Harding Giahyue

MONROVIA (Reuters) - La policía disparó y arrojó gases lacrimógenos el miércoles en la capital de Liberia para dispersar a una multitud que arrojaba piedras e intentaba salir de un barrio que quedó bajo cuarentena por causa del virus del ébola, en una jornada en la que la cantidad de muertos por el brote llegó a 1.350.

En el superpoblado barrio de West Point en Monrovia, al menos cuatro personas resultaron heridas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, dijeron testigos. No estaba claro si alguno había sido herido por los disparos.

Las autoridades de Liberia impusieron un toque de queda a nivel nacional el martes y dejaron a West Point bajo cuarentena para limitar la propagación de la enfermedad.

"Los soldados están usando munición real", dijo el portavoz del Ejército Dessaline Allison, quien agregó: "Los soldados aplicaron las reglas de combate. No dispararon contra ciudadanos pacíficos. Habrá reportes médicos si hay heridos de bala".

Varios testigos dijeron que los enfrentamientos en West Point comenzaron después de que las fuerzas de seguridad bloquearon desde temprano los caminos hacia el barrio con mesas, sillas y alambres de púas.

Los intentos por aislar las zonas más afectadas del país y la vecina Sierra Leona han hecho surgir temores de agitación civil en una de las regiones más pobres del mundo si en las comunidades comienzan a escasear los alimentos y los suministros médicos.

La Organización Mundial de la Salud dijo que los países golpeados por el mayor brote histórico del mortal virus estaban comenzando a sufrir escasez de combustible, alimentos y productos básicos debido a que compañías navieras y aerolíneas suspendieron los servicios hacia la región.

La epidemia de ébola, un virus que puede matar hasta al 90 por ciento de aquellos a quienes infecta, está arrasando a los pequeños países de Liberia, Sierra Leona y Guinea. También se han reportado casos en Nigeria, la mayor economía africana y el país más poblado del continente.

Liberia -donde la cantidad de muertes crece más rápido- dijo que en los depósitos del Ministerio de Salud ya no quedaban botas de goma ni botellas de desinfectante para manos, artículos esenciales para prevenir la propagación de la enfermedad.

Todavía en plena recuperación de una devastadora guerra civil entre 1989 y 2003, Liberia registró 95 muertes en los dos días previos al 18 de agosto, según informó la OMS.

Desde que el brote fue descubierto en marzo en la remota región sudeste de Guinea, la cifra de muertos ha alcanzado a 1.350 sobre un total de 2.473 casos.

El brote de ébola está aplazando los viajes de miles de turistas que habían planeado visitar África este año, especialmente asiáticos, incluso destinos ubicados a miles de kilómetros de la comunidad infectada más cercana, como Kenia y Sudáfrica.

Contener el brote requiere de un gran número de personal especializado para hacer un mapa de la epidemia, seguir a personas que han tenido contacto con enfermos, y trabajar en centros de aislamiento y tratamiento.

La OMS ha prometido reforzar la ayuda humanitaria internacional, pero hasta ahora sólo ha habido trabajadores sanitarios extranjeros adicionales destinados a los países afectados.

En tanto, República Democrática del Congo envió a su ministro de Salud y a un equipo de expertos a la remota provincia norteña de Equateur, luego de que varias personas murieron en la zona por una enfermedad cuyos síntomas son similares a los del ébola, dijeron el miércoles un funcionario local y un maestro.

No quedó claro inmediatamente si había alguna conexión con el ébola.

(Reporte adicional de Daniel Flynn y Emma Farge en Dakar, Alphonso Toweh en Washington, escrito por Matthew Mpoke Bigg; editado en español por Hernán García)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.