Reuters internacional

Imagen de archivo conduce una linea de ensamblaje en Arlington, Texas. 9 de junio 2015. La actividad del sector de servicios de Estados Unidos se desaceleró en mayo debido a un desplome de los nuevos pedidos, pero un incremento en el empleo a un máximo en casi dos años apuntaba a una fortaleza sostenida del mercado laboral, pese a una desaceleración en el crecimiento del empleo el mes pasado. REUTERS/Mike Stone

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La actividad del sector de servicios de Estados Unidos se desaceleró en mayo debido a un desplome de los nuevos pedidos, pero un incremento en el empleo a un máximo en casi dos años apuntaba a una fortaleza sostenida del mercado laboral, pese a una desaceleración en el crecimiento del empleo el mes pasado.

Otros datos divulgados el lunes mostraron que los pedidos de bienes manufacturados cayeron en abril por primera vez en cinco meses, mientras que la productividad de los trabajadores se mantuvo sin cambios en el primer trimestre.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM_ dijo que su índice de actividad no manufacturera cayó en seis décimas porcentuales, a una lectura de 56,9, en mayo. Una lectura de más de 50 indica expansión en el sector, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos.

La industria de servicios reportó una caída de 1,7 punto porcentual en la producción el mes pasado y los nuevos pedidos declinaron 5,5 puntos porcentuales. Sin embargo, una medición del empleo en el sector de servicios subió 6,4 puntos porcentuales, a 57,8, la lectura más alta desde julio de 2015.

En otro informe publicado el lunes, el Departamento de Comercio afirmó que los pedidos de bienes a fábricas cayeron un 0,2 por ciento en abril tras subir un 1,0 por ciento en marzo, aunque avanzaron un 4,4 por ciento en la comparación interanual.

Las manufacturas, que responden por cerca de un 12 por ciento de la economía de Estados Unidos, son respaldadas por una recuperación en el sector energético que ha llevado a la demanda de equipamiento para la perforación de petróleo y gas.

Un tercer informe del Departamento de Comercio mostró que la productividad no agrícola, que mide la producción por hora por trabajador, se mantuvo sin cambios en el trimestre pasado.

Además, el Gobierno dijo que el crecimiento en los costos laborales a comienzos de año no fue tan enérgico como se había reportado en mayo, lo que podría arrojar dudas sobre la capacidad del mercado laboral para desatar un incremento robusto de los salarios.

La productividad ha subido a una tasa anual promedio de 0,6 por ciento en los últimos cinco años, por debajo de su tasa a largo plazo de 2,1 por ciento entre 1947 y 2016, lo que indica que la tasa potencial de crecimiento de la economía ha declinado.

Eso sugiere que el Gobierno de Trump podría tener dificultades para lograr su meta de crecimiento de 3 por ciento del producto interno bruto (PIB) anual. La economía estadounidense creció a un ritmo de 1,2 por ciento en el primer trimestre, de 1,6 por ciento en 2016 y no ha superado el 2,6 por ciento desde que terminó la recesión de 2007-2009.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters

 Reuters internacional