Reuters internacional

Una persona rellenando una solicitud de empleo en una feria laboral en Denver, EEUU, feb 15, 2017.Las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos subieron menos de lo esperado la semana pasada y el promedio móvil de cuatro semanas cayó a un mínimo de 44 años, lo que apunta a un sólido mercado laboral que puede alentar a la Fed a subir las tasas de interés el próximo mes. REUTERS/Rick Wilking

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 25 mayo (Reuters) - Las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos subieron menos de lo esperado la semana pasada y el promedio móvil de cuatro semanas cayó a un mínimo de 44 años, lo que apunta a un sólido mercado laboral que puede alentar a la Fed a subir las tasas de interés el próximo mes.

Sin embargo, las perspectivas de una aceleración de la economía eran moderadas por otros datos del jueves que mostraron un aumento del déficit comercial de bienes en abril y una caída de los inventarios, lo que llevaba a los analistas a reducir sus estimaciones de crecimiento del PIB del segundo trimestre.

"Sabiamente, las empresas están acaparando mano de obra y no despiden a los empleados porque no hay trabajadores calificados para llenar los puestos de trabajo en empresas y compañías de todo el país", dijo Chris Rupkey, economista jefe de MUFG Union Bank en Nueva York.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo aumentaron en 1.000, a una cifra desestacionalizada de 234.000, en la semana que terminó el 20 de mayo, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. El alza se produjo luego de tres semanas seguidas de declive.

El dato anterior fue revisado para mostrar que se pidieron 1.000 beneficios más de lo reportado inicialmente. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los pedidos iniciales de subsidios por desempleo subieran a 238.000 la semana pasada.

Ahora, los pedidos han estado por 116 semanas consecutivas debajo de los 300.000, un umbral asociado con un mercado de trabajo saludable.

El promedio móvil de cuatro semanas, considerado una medición más precisa del mercado de trabajo porque suaviza los efectos de la volatilidad semanal, bajó la semana pasada en 5.750, a 235.250 solicitudes, el menor nivel desde abril de 1973.

La fortaleza del mercado laboral apoya la opinión de que una abrupta desaceleración del crecimiento económico en el primer trimestre probablemente fue temporal. El producto interno bruto aumentó a una tasa anualizada de 0,7 por ciento en el primer trimestre, su desempeño más débil en tres años.

Sin embargo, las expectativas de un fuerte repunte del crecimiento se moderaron después de que el Departamento de Comercio reportó el jueves que el déficit comercial de bienes subió un 3,8 por ciento, a 67.600 millones de dólares, en abril por una caída de las exportaciones. Los inventarios mayoristas y minoristas cayeron un 0,3 por ciento el mes pasado.

El comercio exterior no contribuyó al crecimiento del PIB en el primer trimestre, mientras que la inversión en inventarios restó 0,93 puntos porcentuales a la producción. Los economistas redujeron sus estimaciones para la expansión del PIB del segundo trimestre en hasta medio punto porcentual, a una tasa tan baja como un 2,0 por ciento, después de que se conocieron los datos.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Ana Laura Mitidieri y Javier López de Lérida)

Reuters

 Reuters internacional