Reuters internacional

Una vivienda a la venta en Silver Spring, EEUU, dic 30, 2015. Los contratos para la compra de casas usadas en Estados Unidos cayeron en abril por segundo mes consecutivo en medio de una escasa oferta, aunque la recuperación inmobiliaria sigue respaldada por un sólido mercado laboral. REUTERS/Gary Cameron

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 31 mayo (Reuters) - Los contratos para la compra de casas usadas en Estados Unidos cayeron en abril por segundo mes consecutivo en medio de una escasa oferta, aunque la recuperación inmobiliaria sigue respaldada por un sólido mercado laboral.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) dijo el miércoles que su índice de ventas pendientes de casas, basado en contratos firmados el mes pasado, bajó 1,3 por ciento a 109,8. Economistas habían pronosticado un alza de 0,5 por ciento para la medición de abril.

Los contratos cayeron en el noreste, el centro-oeste y el sur, pero treparon 5,8 por ciento en el oeste del país.

Junto con datos recientes que mostraron una caída en la construcción y ventas de viviendas tanto nuevas como usadas, el descenso en los contratos sugiere una moderación en la actividad inmobiliaria. Con todo, se espera que el sector contribuya al producto interno bruto este año.

"Creemos que la recuperación inmobiliaria continuará en el tiempo a partir de los sólidos fundamentos del mercado, aunque hemos visto cierto debilitamiento en un número de mediciones de venta de casas recientemente", dijo Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

"Por ahora, pensamos que la reciente debilidad en las ventas es una pausa en una tendencia alcista más amplia", agregó.

Las ventas pendientes de casas cayeron 3,3 por ciento frente a un año atrás, en la primera contracción interanual desde diciembre y la más pronunciada desde junio del 2014.

El índice bursátil del sector PHLX apenas mostró cambios en un mercado de acciones en general en baja. El dólar cayó frente a una cesta de monedas, mientras que los precios de los bonos del Tesoro subieron tras el reporte.

La demanda de viviendas está alentada por un mercado laboral sólido, que presenta una tasa de desempleo de apenas 4,4 por ciento, lo que está generando alzas salariales y mejorando las oportunidades de trabajo para los estadounidenses jóvenes.

El mercado inmobiliario sigue respaldado por tasas hipotecarias históricamente bajas. La tasa de las hipotecas a 30 años promedia el 3,95 por ciento, su mínimo desde noviembre.

La actividad de ventas, no obstante, sigue limitada por una ajustada oferta, que está elevando el precio de las casas. Los inventarios de viviendas han caído durante 23 meses consecutivos en términos interanuales.

Las ventas de casas usadas bajaron 2,3 por ciento en abril y podrían caer en mayo, mientras otro informe mostró el miércoles que las solicitudes de préstamos para comprar una casa retrocedieron por tercera semana consecutiva.

(Reporte adicional de Richard Leong en Nueva York. Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Reuters

 Reuters internacional