Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se encuentra ante una conferencia de prensa en la sede europea de las Naciones Unidas en Ginebra. 3 octubre 2016. REUTERS/Pierre Albouy - RTSQJXG

(reuters_tickers)

Por Sebastien Malo

NUEVA YORK (Thomson Reuters Foundation) - Ningún país hace suficiente para ayudar a las madres a amamantar a sus bebés durante el mínimo recomendado de seis meses, señaló el martes un estudio respaldado por la ONU, que instó a los gobiernos a tomar medidas drásticas contra el marketing de las fórmulas y a aprobar leyes de licencias pagadas por maternidad.

Los expertos dicen que la inversión en lactancia -que ayuda a impedir la muerte súbita e incrementa el desarrollo físico y el coeficiente intelectual- podría salvar cientos de miles de vidas infantiles y aportar importantes beneficios económicos.

Un estudio de Global Breastfeeding Collective -una nueva iniciativa para mejorar los índices de lactancia materna- mostró que sólo el 40 por ciento de los bebés son amamantados exclusivamente con leche de sus madres, como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Incrementar esa tasa hasta el 50 por ciento para el 2025 podría salvar la vida de 520.000 niños y generar potencialmente 300.000 millones de dólares en beneficios económicos en 10 años, según el informe. Los beneficios provendrían de reducir enfermedades y costos sanitarios y de aumentar la productividad.

Los pediatras indican que la lactancia materna exclusiva al menos en los seis primeros meses del bebé puede impedir casos de diarrea y neumonía, dos importantes causas de mortalidad infantil, y reducir el riesgo de infecciones, alergias y muerte súbita. También mejora el desarrollo cognitivo de los bebés y protege a las madres del cáncer de ovario y de pecho.

Ruanda y Burundi tienen los índices más altos de lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses -87 y 83 por ciento, respectivamente-, según un listado publicado con el informe que además muestra a Chad y Yibuti en lo más bajo, con 0 y 1 por ciento de amamantamiento.

En Estados Unidos, la mayor economía del mundo, sólo un tercio de los bebés de menos de seis meses son amamantados exclusivamente, según el reporte. En China, la segunda economía mundial, la proporción de bebés que toman leche materna es de uno de cada cinco.

Anthony Lake, responsable del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), dijo que promover la lactancia materna era una de las inversiones más efectivas que los países pueden hacer por la salud futura de sus economías y sociedades.

"Al fracasar en la inversión en lactancia materna, le estamos fallando a las madres y a sus hijos; y pagando un doble precio: en pérdida de vidas y de oportunidades", agregó Lake en un comunicado.

El reporte, publicado en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna que se celebra entre el 1 y el 7 de agosto, es la primera recopilación de datos comparativos internacionales sobre el tema.

"La lactancia materna no es únicamente labor de una mujer", dijo la portavoz de UNICEF France Begin a periodistas. "Hay millones de mujeres ahí afuera que quieren dar de mamar a sus hijos, pero no tienen el apoyo que necesitan para hacerlo", añadió.

Global Breastfeeding Collective, que abarca unos 20 grupos encabezados por la OMS y UNICEF, también pidió que los países pusieran en marcha políticas para mejorar la lactancia materna en el trabajo y controlar la publicidad de los sustitutos de la leche de la madre.

Aunque la leche de fórmula contiene los nutrientes necesarios para el crecimiento de un bebé, los expertos dicen que no ofrece la protección adicional contra enfermedades. El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, describió la leche materna como "la primera vacuna de un bebé".

(Traducido por Inmaculada Sanz; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters