Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del lunes de la venezolana Yulimar Rojas celebrando tras ganar el oro en triple salto en el Mundial de Atletismo de Londres. Ago 7, 2017. REUTERS/Dylan Martinez

(reuters_tickers)

LONDRES (Reuters) - La atleta venezolana Yulimar Rojas superó el lunes a la colombiana Caterine Ibargüen para quedarse con la medalla de oro en la prueba de triple salto del Mundial que se disputa en Londres y darle a su país el primer título en una cita planetaria.

Rojas se estiró hasta los 14,91 metros, dos centímetros más que Ibargüen, campeona olímpica en los Juegos de Río 2016, cuando la venezolana se quedó con la presea de plata.

El triunfo de la venezolana, de 21 años, le negó a Ibargüen su tercera corona mundial consecutiva y la posibilidad de extender su dominio de varios años en la prueba.

Ibargüen lideraba la prueba con 14,89 hasta el quinto intento, cuando Rojas saltó los 14,91 que le darían el título, en la cuarta vez en que el liderato cambió de manos en la disputada final.

Rojas, quien es entrenada por el excampeón olímpico cubano Iván Pedroso y se prepara en España, celebró con efusividad la victoria, brincando con una bandera de Venezuela en las manos antes de ir a abrazar a sus familiares.

"Para mí fue una batalla campal, una lucha, en esta pista y ha sido un día maravilloso que nunca olvidaré (...) Ganarle a Caterine en un Campeonato Mundial es único", dijo Rojas a periodistas. "Le quiero dar las gracias por ser aguerrida a la hora de competir y sacar lo mejor de mí".

La medallista de oro también pidió que la paz vuelva a su país, que vive meses de mucha convulsión. "Estoy un poco triste con todo lo que está pasando en mi país (...) un país maravilloso. Sé que vamos a acabar con todo eso, acabar con las peleas, con la guerra entre hermanos. Le quiero dar felicidad y orgullo a mi país", dijo Rojas a periodistas. [nL1N1KT1MO]

Ibargüen, de 33 años, dominó la especialidad después de quedarse con la medalla de plata en los Juegos de Londres 2012. En un momento llegó a sumar 34 victorias consecutivas, una racha que llegó a su fin a comienzos de junio del año pasado.

La llegada de Rojas hizo que las cosas le resulten mucho más difíciles. "Voy a seguir trabajando duro. Estoy satisfecha con mi actuación", dijo Ibargüen.

(Reporte de Brian Homewood. Editado en español por Javier Leira)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters