Por Lesley Wroughton

ABU DABI (Reuters) - El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo el sábado que era optimista acerca de que se podría alcanzar un "buen resultado" entre Turquía y los grupos kurdos sirios, luego de dialogar con el ministro de Relaciones Exteriores turco.

"Reconocemos el derecho del pueblo turco a defender a su país de los terroristas, pero también sabemos que aquellos (...) que no son terroristas y luchan junto a nosotros durante todo este tiempo merecen ser protegidos", dijo Pompeo a periodistas.

"Hay muchos detalles por resolver, pero soy optimista de que podemos lograr un buen resultado", agregó.

Las relaciones entre los dos aliados de la OTAN han sido tensas por el respaldo de Estados Unidos al YPG kurdo, que Turquía considera una extensión del ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que lleva décadas de insurgencia en territorio turco.

Pompeo dijo que su llamada telefónica con el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, involucraba varios elementos de las relaciones entre Washington y Ankara, entre ellos Siria y la detención de estadounidenses en Turquía.

El líder de la diplomacia estadounidense dijo que el enviado de su país para Siria, Jim Jeffrey, había viajado al noreste sirio esta semana y pronto iría a Ankara para conversar, incluso para avanzar en un proceso político liderado por la ONU para poner fin al conflicto de ocho años en Siria.

Sugirió que las conversaciones entre Damasco y los kurdos sirios podrían ser parte de una solución política más amplia en Siria.

Los grupos liderados por los kurdos que controlan franjas del norte de Siria temen un ataque de Turquía a raíz de la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar las tropas de esa zona. Turquía ve a la milicia kurda YPG cerca de su frontera como una amenaza para la seguridad.

La decisión de Trump de retirar las tropas depende de la cooperación de Turquía para asegurar la frontera norte. Pero el presidente turco, Tayyip Erdogan, prometió aplastar a los grupos kurdos que han sido efectivos en derrotar a Estado Islámico en Siria.

En declaraciones desde Abu Dabi como parte de una gira por Oriente Medio, Pompeo expresó que la retirada de las tropas estadounidenses de Siria era un "cambio táctico", pero que la misión de destruir a Estado Islámico y contrarrestar la influencia de Irán en la región sigue intacta.

(Reporte de Lesley Wroughton; Escrito por Lisa Barrington; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes