Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo. El Capitolio de los Estados Unidos se ve en Washington DC, EE.UU., 27 de julio 2017. REUTERS/Aaron P. Bernstein -

(reuters_tickers)

Por David Morgan

WASHINGTON (Reuters) - Los senadores demócratas ofrecieron el martes trabajar con los republicanos en un paquete de reformas fiscales bipartidista, pero sólo si la nueva ley no recorta impuestos a los ricos ni incrementa el déficit de Estados Unidos.

Si bien la oferta condicional no generaría respuesta inmediata de los republicanos, se suma a las crecientes señales de interés en una cooperación entre partidos tras el fracaso en el Senado la semana pasada del intento republicano por aprobar una nueva ley sobre el sistema de salud.

En una carta fechada el 1 de agosto dirigida al presidente Donald Trump y a los líderes republicanos del Senado, 45 legisladores demócratas al mando de su jefe en la Cámara alta, Chuck Schumer, señalaron que el esfuerzo mancomunado de ambos partidos permitiría aumentar los salarios de los trabajadores, generar empleo, promover la inversión y modernizar el sistema impositivo para los empresarios estadounidenses.

"Escribimos para expresar nuestro interés en trabajar con ustedes en una reforma impositiva bipartidista", indicó el texto, que luego cita "prerrequisitos" para la participación demócrata que podrían resultar difíciles de digerir para los republicanos.

Trump, junto con los legisladores republicanos en el Senado y la Cámara de Representantes, se ha manifestado a favor de recortar los impuestos a las empresas e individuos, argumentando que gravámenes más bajos permitirían a la economía avanzar y generarían más empleo.

El senador Orrin Hatch, jefe republicano de la Comisión de Finanzas del Senado -encargada de redactar legislación impositiva- dijo el lunes a Reuters que el bipartidismo sería necesario para asegurar que la reforma fiscal tenga éxito, pero acusó a los demócratas de demorar el proceso legislativo.

En la carta del martes, los demócratas señalaron que la reforma impositiva no debería ser un alivio para los ricos: "Esperamos que estén de acuerdo. La reforma fiscal no puede ser un artilugio para bajar los impuestos a los más ricos".

Los demócratas además reclamaron a los republicanos que abandonen su estrategia de aprobar la ley fiscal en el Senado con una mayoría simple bajo un procedimiento parlamentario que les permitiría hacerlo gracias a su ventaja de apenas 52 a 48 bancas en el Senado. Los senadores demócratas agregaron que tampoco apoyarían recortes de impuestos financiados con alzas del déficit, opción que muchos republicanos consideran viable.

(Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters