Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos hombres sacan una televisión de la Torre Dorney, en el norte de Londres, evacuada como medida de precaución tras una inspección. 25 junio 2017. Sesenta edificios altos no lograron superar las pruebas de seguridad realizadas después de que un incendio acabó con la vida de al menos 79 personas en Londres a principios de mes, informó el Gobierno británico el domingo. REUTERS/Hannah McKay

(reuters_tickers)

LONDRES (Reuters) - Sesenta edificios altos no lograron superar las pruebas de seguridad realizadas después de que un incendio acabó con la vida de al menos 79 personas en Londres a principios de mes, informó el Gobierno británico el domingo.

Funcionarios británicos comenzaron a inspeccionar cerca de 600 bloques de departamentos en Inglaterra después de que las llamas consumieron la Torre Grenfell, en el oeste de Londres, el 14 de junio, provocando la ira pública por los recortes presupuestarios del Gobierno conservador.

El viernes, unos 4.000 residentes fueron obligados a evacuar sus hogares en el norte de Londres, después de que la brigada antiincendios decretó que sus bloques no eran seguros.

El Departamento para las Comunidades dijo en un comunicado que 60 edificios altos en 25 zonas suspendieron las pruebas.

(Reporte de Elizabeth Piper; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters