Reuters internacional

En la imagen, el destructor USS Fitzgerald, dañado tras colisionar con un mercante de bandera filipina, llega a la base naval de Yokosuka. Siete marineros se encuentran desaparecidos y tres resultaron heridos después de que un destructor de la Marina estadounidense chocase en la madrugada del sábado con un buque portacontenedores con bandera filipina al sur de la bahía de Tokio en Japón, dijo la Armada de EEUU. REUTERS/Toru Hanai

(reuters_tickers)

Por Idrees Ali y Tim Kelly

WASHINGTON/TOKIO (Reuters) - Siete marineros se encuentran desaparecidos y tres resultaron heridos después de que un destructor de la Marina estadounidense chocase en la madrugada del sábado con un buque portacontenedores con bandera filipina al sur de la bahía de Tokio en Japón, dijo la Armada de EEUU.

    La Guardia Costera japonesa dijo que el destructor sufría algunas inundaciones, pero que no corría peligro de hundirse, mientras que el barco mercante pudo continuar navegando por sus propios medios.

La Armada de Estados Unidos dijo en un comunicado que el USS Fitzgerald, un destructor con el sistema antimisiles Aegis, colisionó con un barco mercante cerca de las 1730 GMT, a unas 56 millas náuticas al suroeste de Yokosuka, en un inusual incidente en una vía marítima muy concurrida.

Tres personas a bordo del destructor habían sido evacuadas por los servicios médicos, incluido el comandante del buque, Bryce Benson, que según informaciones se encontraba en condiciones estables tras ser trasladado en helicóptero al hospital naval de Estados Unidos en la base de Yokosuka, dijo la Armada.

Los otros dos heridos fueron trasladados al hospital para ser tratados de cortes y contusiones, añadió. El destructor Fitzgerald, la Guardia Costera japonesa y la Fuerza Marítima de Autodefensa buscaban a los siete marineros desaparecidos.

    Benson tomó el mando del Fitzgerald el pasado 13 de mayo tras capitanear previamente un dragaminas con base en Sasebo en el oeste de Japón.

No estaba claro cómo ocurrió la colisión. "Cuando se complete la investigación, se podrá abordar cualquier tema legal", dijo el portavoz de la Séptima Flota estadounidense.

"El USS Fitzgerald sufrió daños en estribor, por encima y por debajo de la línea de flotación", informó la Armada en un comunicado.

Señaló que aún se estaba determinando el alcance total de los daños al buque y sus tripulantes, añadiendo que el Fitzgerald estaba operando con su propia energía, aunque con propulsión "limitada". El destructor, parte de una flota de ocho buques con sede en Yokosuka, había completado en febrero renovaciones y reparaciones valoradas en 21 millones de dólares.

Un portavoz de la Séptima Flota de Estados Unidos había dicho antes que el Fitzgerald se dirigía a Yokosuka por sus propios medios a una velocidad de tres nudos.

El USS Dewey y dos remolcadores militares fueron enviados para brindar ayuda, dijo la Armada.

    La japonesa Nippon Yusen KK, que tenía alquilado el barco de transporte de contenedores ASX Crystal, dijo en un comunicado que "cooperaría plenamente" con la investigación de la Guardia Costera sobre el incidente. Con un desplazamiento o peso de 29.000 toneladas, este barco prácticamente triplicaba el tamaño del barco de guerra estadounidense y transportaba 1.080 contenedores desde el puerto de Nagoya a Tokio.

Ninguno de sus 20 tripulantes, todos filipinos, resultaron heridos, y el barco no sufría fugas de carburante, dijo Nippon Yusen. El portacontenedores tenía previsto arribar a la bahía de Tokio alrededor de las 0730 GMT, dijo la Guardia Costera.

(Reporte adicional de Phil Stewart en Washington, Linda Sieg y Kiyoshi Takenaka en Tokio, Raju Gopalakrishnan en Manila, Chizu Nomiyama en Nueva York; Escrito por Yara Bayoumy; Editado en Español por Ricardo Figueroa y Jose Elías Rodríguez)

Reuters

 Reuters internacional