Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un combatiente del movimiento libanés Hezbolá vigila un sector de la ciudad de Qalamoun, en el lado sirio de la frontera. Foto de archivo. Agosto, 2017. REUTERS/Omar Sanadiki

(reuters_tickers)

Por Ellen Francis

BEIRUT (Reuters) - Un alto el fuego entró en vigor el domingo en un enclave del Estado Islámico situado en la frontera entre Siria y el Líbano, donde los insurgentes han estado combatiendo al Ejército libanés en un frente y a un bando formado por el movimiento chií Hezbolá y las tropas sirias en otro.

El Ejército libanés dijo que el alto el fuego entró en vigor a las 07.00 horas local (0400 GMT) y agregó que el objetivo de la tregua era allanar el camino para negociaciones sobre la suerte de nueve soldados libaneses, secuestrados por el Estado Islámico en 2014.

También Hezbolá y el ejército sirio, que atacan las posiciones del Estado Islámico desde su lado de la frontera, anunciaron un alto el fuego, según la cadena de televisión al-Manar.

La batalla comenzó hace una semana, cuando el Ejército libanés y las fuerzas del Gobierno sirio, respaldadas por Hezbolá, lanzaron sendos ataques contra el Estado Islámico.

Ambas ofensivas han avanzado hacia la frontera desde lados opuestos. El Líbano y el grupo chií Hezbolá dijeron por su parte que habían ganado batallas contra los militantes, replegándolos hacia una zona situada entre las colinas áridas del sector limítrofe.

El enclave del Estado Islámico en las montañas desértica constituye la última posición de los militantes en la frontera entre el Líbano y Siria.

En el noreste del Líbano se produjo uno de los peores brotes de la guerra de Siria vistos en suelo libanés en el 2014, cuando Estado Islámico y otros rebeldes invadieron brevemente la ciudad fronteriza de Arsal. Desde entonces, se desconoce el paradero de los nueve soldados libaneses que fueron capturados por el grupo extremista.

Según una fuente de seguridad, las negociaciones sobre los nueve soldados ya han comenzado con la mediación del jefe de la agencia de seguridad interna del Líbano. Varios ministros libaneses llegaron el domingo a un centro de mando del Ejército en Ras Baalbeck para vigilar la situación.

(Reportes adicionales de Laila Bassam y Tom Perry. Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters