Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, un guardia de seguridad lleva una mascarilla en Pekín, 3, enero, 2017. La capital china se encontraba el martes en la segunda alerta más alta por una nube de contaminación, aunque autoridades de la ciudad dijeron que la calidad del aire estaba mejorando en general, citando datos del año pasado. REUTERS/Thomas Peter

(reuters_tickers)

PEKÍN (Reuters) - La capital china se encontraba el martes en la segunda alerta más alta por una nube de smog, aunque autoridades de la ciudad dijeron que la calidad del aire estaba mejorando en general, citando datos del año pasado.

Cientos de vuelos fueron cancelados y las carreteras se cerraron en el norte de China durante la festividad del año nuevo mientras las concentraciones promedio de pequeñas partículas respirables conocidas como PM2.5 se dispararon por encima de 500 microgramos por metro cúbico en Pekín y las regiones circundantes.

Las alertas de contaminación son comunes en el norte de China, especialmente durante los fríos inviernos, cuando se dispara la demanda de energía, que en gran parte es cubierta con carbón.

Sin embargo, la Oficina Municipal de Protección Ambiental de Pekín dijo a los medios de comunicación que las concentraciones de PM2.5 cayeron un 9,9 por ciento el año pasado, a un promedio de 73 microgramos por metro cúbico en la capital china.

El número total de "días de cielo azul" alcanzó 198 en 2016, 12 más que el año previo. Sin embargo, la medida promedio de PM2.5 todavía superó los estándares nacionales de calidad del aire en un 109 por ciento, dijo la oficina.

A pesar de un breve respiro el lunes, el smog regresó a la capital china el martes, con lecturas de PM2.5 nuevamente en niveles "peligrosos". Se prevé que el smog perdure en la región hasta que llegue un frente frío el 8 de enero, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

La agencia meteorológica de China también emitió el martes su primera alerta roja por neblina y afirmó que la visibilidad podría caer por debajo de los 50 metros en el norte de China.

China se encuentra en el tercer año de una "guerra contra la contaminación" que apunta revertir los daños causados ​​a sus cielos, suelos y agua después de décadas de crecimiento económico descontrolado.

(Escrito por David Stanway en Shanghái. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters