Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Billetes de un dólar en la Casa de la Moneda de Estados Unidos en Washington, nov 14, 2014. El dólar reanudará su ascenso a lo largo del próximo año, con posibles movimientos extremos en ambos sentidos, impulsado más por el previsto estímulo fiscal del presidente estadounidense, Donald Trump, que por sus palabras, halló un sondeo de Reuters. REUTERS/Gary Cameron/File Photo

(reuters_tickers)

Por Rahul Karunakar

(Reuters) - El dólar reanudará su ascenso a lo largo del próximo año, con posibles movimientos extremos en ambos sentidos, impulsado más por el previsto estímulo fiscal del presidente estadounidense, Donald Trump, que por sus palabras, halló un sondeo de Reuters.

El consenso más reciente indicó que el euro, que ha ganado un 2 por ciento este año, se debilitará casi 3 por ciento contra el dólar a 1,04 dólares en un año, comparado con su cotización de 1,07 dólares el martes.

En tanto, los analistas estimaron que la divisa japonesa se debilitaría un 7 por ciento a alrededor de 120 yenes de aquí a un año, revirtiendo todos sus avances desde comienzos del 2016.

Luego de subir durante los últimos tres años, el dólar se topó con un límite en enero, cuando marcó su mayor caída en tres décadas en términos porcentuales, ante la preocupación por la preferencia del Gobierno de Trump por una moneda más débil y su política migratoria extrema.

En 2016, el dólar arrastraba una caída de menos de 1 por ciento hasta la elección del 8 de noviembre. Luego revirtió su tendencia y terminó el año con un alza del 4 por ciento, algo que los estrategas cambiarios encuestados por Reuters no habían previsto antes del sorpresivo triunfo electoral del republicano.

Por el contrario, los analistas creían que el dólar probablemente caería como consecuencia inmediata de una supuesta victoria de Trump.

En lo que va del año, la preocupación por la postura de Trump sobre el dólar, el comercio global y la seguridad han empujado a la divisa a una baja de más del 2 por ciento, y también ha provocado una caída en los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense.

Los especuladores también recortaron sus apuestas a favor del dólar por cuarta semana consecutiva. Las posiciones largas netas bajaron a su menor nivel desde octubre, según datos oficiales y cálculos de Reuters.

EL TIMÓN DEL MERCADO EN MANOS DE TRUMP

No obstante, el último sondeo a más de 60 estrategas cambiarios, realizado la semana pasada, mostró que la tendencia todavía es hacia un dólar más fuerte durante el año próximo, una vez que se despeje la niebla en torno a los planes sobre impuestos y gastos de la Casa Blanca.

Seis de los 10 pronosticadores con más precisión en los sondeos del año pasado de Reuters aún prevén que el dólar subirá frente a la mayoría de las monedas más relevantes.

El dólar también avanzaría debido a la divergencia en materia de política monetaria entre la Reserva Federal, que prevé aumentar los tipos de interés este año, y otros bancos centrales importantes, que buscarán mantener las tasas bajas.

"La política del Gobierno entrante en Estados Unidos, tanto actual como esperada, es consistente con la fortaleza del dólar", dijo Erik Nelson de Wells Fargo, el pronosticador más preciso en las encuestas realizadas por Reuters sobre principales monedas del mundo durante el 2016.

"El alivio fiscal, ya sea si llega por aumento del gasto o reducción de impuestos, va a representar un cambio bastante importante desde las condiciones fiscales más austeras que hemos visto en los últimos años. Por lo tanto, una combinación de políticas -tanto monetaria como fiscal- seguramente será consistente con avances del dólar", agregó.

Cuando se les consultó qué conduciría los mercados cambiarios en los próximos meses, alrededor del 70 por ciento de los estrategas que respondieron mencionó que el timón estaría en manos de las políticas de Trump. Una pequeña mayoría dijo que el proteccionismo comercial y las políticas migratorias podrían pesar sobre el dólar. El resto citó el plan de estímulo fiscal.

Apenas unos pocos estrategas apuntaron a los efectos de elecciones nacionales en varios países de la zona euro en 2017 como potenciales conductores del mercado de divisas.

(Reporte adicional y análisis por Anu Bararia y Sujith Pai. Sondeo de Khusboo Mittal y Vartika Sahu. Editado por Gabriel Burin y Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters