Reuters internacional

Foto del sospechoso Akbarzhon Jalilov. La explosión en el metro de San Petersburgo que en la víspera dejó 14 muertos y 50 heridos probablemente fue producto de un ataque perpetrado por un ciudadano ruso nacido en Kirguistán, dijeron el martes funcionarios del estado de Asia central de mayoría musulmana. 5th Channel Russia/via Reuters

(reuters_tickers)

Por Olga Dzyubenko y Denis Pinchuk

OSH, Kirguistán/SAN PETERSBURGO, Rusia (Reuters) - Un atacante suicida ruso nacido en Kirguistán fue quien detonó los explosivos que volaron un vagón del metro de San Petersburgo en la víspera causando 14 muertos y 50 heridos, dijeron el martes autoridades.

Funcionarios de Kirguistán identificaron al sospechoso como Akbarzhon Jalilov, nacido en la ciudad de Osh en 1995, y autoridades rusas confirmaron su identidad, señalando que el joven además había dejado una bomba encontrada en otra estación del metro antes de que explotara.

El sospechoso, originario del pequeño estado de Asia central de mayoría musulmana, tenía lazos con islamistas radicales, dijeron medios rusos citando a funcionarios de seguridad, lo que aumenta las posibilidades de que el ataque haya sido inspirado por Estado Islámico. Hasta el momento nadie se adjudicó la responsabilidad del ataque.

Detalles biográficos reunidos a partir de redes sociales y declaraciones de funcionarios rusos sugieren que Jalilov era un típico joven residente de San Petersburgo, al que le interesaban el Islam, la música pop y las artes marciales, sin ninguna relación aparente con militantes extremistas.

Su tío, Eminzhon Jalilov, dijo a Reuters por teléfono que su sobrino era un joven musulmán que asistía a la mezquita pero que "no era un fanático".

La explosión del lunes por la tarde se produjo cuando el tren pasaba por un túnel en las profundidades del subterráneo, amplificando la fuerza del estallido. Investigadores estatales dijeron que fragmentos del cuerpo del sospechoso habían sido hallados entre las víctimas, lo que indicaba que él era el atacante suicida.

"A partir de la evidencia genética y las cámaras de seguridad, hay motivos para creer que la persona detrás del acto terrorista en el vagón del tren fue la misma que dejó un bolso con un dispositivo explosivo en la estación Ploshchad Vosstaniya", agregaron las autoridades rusas en un comunicado.

Rusia está en alerta por posibles ataques en su territorio como represalia a su intervención en Siria, donde las fuerzas de Moscú brindan apoyo a las tropas leales al presidente Bashar al-Assad. El grupo radical Estado Islámico ha amenazado varias veces con perpetrar ataques en venganza.

(Reporte adicional de Svetlana Soprunova, Polina Nikolskaya,; Sujata Rao, Alex Winning y Maria Tsvetkova; Escrito por Philippa Fletcher; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Reuters

 Reuters internacional