Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Rescatistas buscan entre los escombros del Hotel Rigopiano en Farindola, Italia central, afectado por una avalancha, en esta fotografía sin fecha divulgada el 22 de enero de 2017 y entregada por el Equipo de Rescate Alpino y Espeleológico. Veinticuatro personas están desaparecidas entre los escombros del hotel del centro de Italia que fue arrasado por una mortal avalancha y aún se realizan difíciles operaciones de búsqueda y rescate, dijeron autoridades el domingo. Soccorso Alpino Speleologico Lazio/Handout via REUTERS

(reuters_tickers)

PENNE, Italia (Reuters) - Rescatistas italianos hallaron el cuerpo de un hombre entre los escombros del hotel sepultado por una avalancha en las montañas del centro de Italia, dijo el domingo el servicio de bomberos, mientras continúa la búsqueda de otros 23 desaparecidos.

"En el Hotel Rigopiano, a las 1645 hora central europea, la brigada de bomberos ubicó el cadáver de una de las personas desaparecidas", dijo el servicio de bomberos en Twitter.

La cifra de muertos es ahora de seis. Nueve personas, incluyendo cuatro niños, fueron rescatados con vida de entre las toneladas de escombros y nieve el sábado.

El lujoso hotel, ubicado al pie de una cadena de montañas en la región de Los Abruzos, fue sepultado el miércoles por una avalancha causada por un sismo. Unas 1.200 toneladas de nieve helada cubrían gran parte de lo que quedó del edificio, dijo un funcionario de los servicios de rescate al canal Sky TG24 TV.

El servicio nacional de bomberos había dicho en un comunicado que el número de desaparecidos era de 24 después de que una persona rescatada afirmó que un empleado del hotel, de origen senegalés, se encontraba en el edificio al momento de la avalancha.

"Las operaciones continúan, tanto dentro como fuera del hotel, no hay cambios en los números (de personas fallecidas y rescatadas)", comentó el portavoz Luca Cari en el comunicado.

Un funcionario de la agencia de protección civil dijo a periodistas que se estaban llevando a cabo intentos por hallar vías de ingreso alternativas al hotel. Algunos rescatistas afirmaron que no descartan hallar a más sobrevivientes cuatro días después del desastre.

El alcalde Marco Amoriello dijo que las tareas de rescate continuaban pese a las difíciles condiciones climáticas y pronósticos que "no parecían buenos". "Pero ciertamente no nos detendremos por eso", sostuvo.

(Reporte de Antonio Denti en Penne y Giulia Segreti en Milán. Editado en español por Patricio Abusleme/Patricia Avila)

Reuters