KABUL (Reuters) - Al menos 50 miembros de las fuerzas de seguridad afganas se rindieron a los talibanes durante un combate por el control de la provincia de Badghis, en el oeste de Afganistán, que ha dejado muchas víctimas, dijeron funcionarios.

Los combates en Afganistán se han intensificado a pesar de que los talibanes concluyeron el martes su última ronda de conversaciones de paz con Estados Unidos, en la que ambas partes citaron progresos.

Afganistán suele experimentar un aumento de la violencia en primavera.

Un centenar de miembros de la policía fronteriza afgana, dependiente del Ministerio del Interior, intentó abandonar sus puestos y escapar a la vecina Turkmenistán el sábado, pero se les impidió entrar a ese país, según aseguró el domingo el presidente del consejo provincial de Badghis, Abdul Aziz Bik.

Cerca de 50 policías fronterizos afganos se rindieron, mientras que el medio centenar restante seguía combatiendo en el distrito de Bala Murghab, señaló. Bala Murghab es el distrito más poblado de la provincia.

"Estos soldados llevan años combatiendo contra los talibanes y, si se rinden, serán asesinados por ellos", dijo Bik.

El distrito corre riesgo de caer bajo control talibán, a no ser que las fuerzas afganas reciban refuerzos por aire y tierra, comentó el sábado Abdullah Afzali, integrante del consejo provincial de Badghis.

Los talibanes dijeron que 90 policías de fronteras se rindieron al grupo militante. En Twitter publicaron una imagen con decenas de hombres que, según los talibanes, son policías fronterizos capturados, al tiempo que agregaron que habían matado a muchos más.

(Reporte de Storay Karimi en Herat; reporte adicional de Orooj Hakimi en Kabul; escrito por Rod Nickel en Kabul; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes