Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, junto al presidente de Turquía, Tayyip Erdogan en Ankara, Turquía. El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, sostuvo el jueves conversaciones con los líderes políticos de Turquía, en una visita de un día al país aliado de la OTAN que resulta clave en la lucha contra Estado Islámico pero que cada vez ha mostrado más desacuerdos con Washington y sus socios europeos. Yasin Bulbul/Presidential Palace/Handout via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Lesley Wroughton y Ece Toksabay

ANKARA (Reuters) - El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, reconoció el jueves que Washington afronta opciones difíciles en la lucha contra Estado Islámico en Siria, pero trató de minimizar las diferencias con Turquía sobre el respaldo a las milicias kurdas.

Tillerson se reunió a puertas cerradas con el presidente Tayyip Erdogan y luego dijo que la determinación de Washington y Ankara para derrotar al grupo islamista es total.

Erdogan se ha indignado por la disposición de Washington a trabajar con la milicia kurda YPG en su combate contra Estado Islámico.

Ankara ve a ese grupo como una extensión del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), agrupación a la que ha combatido durante tres décadas en Turquía y que es considerada un grupo terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

"Lo que discutimos son posibles opciones. Son opciones difíciles. Déjenme ser franco, esto no es fácil, tenemos que tomar decisiones difíciles", sostuvo Tillerson en una rueda de prensa conjunta con el canciller turco, Mevlut Cavusoglu.

El funcionario turco dijo que las conversaciones se enfocaron en la creación de "zonas de estabilización" en Siria para que los refugiados puedan volver a casa y remarcó que están considerando varias opciones sobre cómo asegurar esos territorios.

Turquía, que cuenta en su territorio con más de 2 millones de refugiados sirios, ha pedido desde hace tiempo que se creen zonas seguras, pero la idea ha tenido poco respaldo de parte de las potencias occidentales.

La visita de Tillerson tiene lugar menos de tres semanas antes de un referendo en el que Erdogan busca una reforma constitucional para aumentar sus poderes, una jugada política que sus oponentes y algunos aliados europeos temen que genere aún más autoritarismo.

(Editado en español por Rodrigo Charme y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters