Por Thomas Escritt y Stephan Schepers

BERLÍN/HALLE, Alemania, 9 oct (Reuters) - Un hombre armado mató a dos personas en una sinagoga y una tienda de kebab cercana durante el Yom Kippur, el día más sagrado del año judío, en la ciudad alemana de Halle y transmitió en directo el ataque por una plataforma de videojuegos.

Antes de comenzar a disparar el miércoles, el atacante también publicó un manifiesto antisemita en línea.

Varios medios de comunicación alemanes dijeron que el autor actuó solo en los ataques, en los que murió una mujer fuera de la sinagoga y un hombre en la tienda de kebab.

La policía dijo que había detenido al tirador.

La emisora regional MDR dijo que dos personas que resultaron gravemente heridas ya estaban fuera de peligro.

El video, que circula en internet, muestra a un joven con la cabeza rapada que habla en inglés ante una cámara, sentado en un automóvil estacionado.

"Creo que el Holocausto nunca sucedió", comenzó, antes de agregar que "el feminismo es la causa de la disminución de las tasas de natalidad en Occidente". Mencionó además la inmigración y terminó: "La raíz de todos estos problemas es el judío".

Una portavoz de Twitch, la filial de transmisión de video de Amazon, dijo que las imágenes del ataque fueron emitidas en vivo por el servicio.

"Trabajamos con urgencia para eliminar este contenido y suspenderemos permanentemente cualquier cuenta que publique o reproduzca el contenido de este acto aborrecible", dijo.

Las revistas alemanas Spiegel y Focus Online informaron que el sospechoso es un alemán de 27 años.

El ministro del Interior, Horst Seehofer, dijo que el tiroteo fue antisemita y agregó: "Según la fiscalía federal, hay suficientes indicios de que posiblemente fue un extremista de derecha".

Max Privorozki, presidente de la comunidad judía de Halle, describió cómo el pistolero intentó ingresar a la sinagoga.

"Vimos a través del sistema de cámara de nuestra sinagoga que un perpetrador fuertemente armado con un casco de acero y una pistola trató de abrir nuestras puertas", dijo al periódico Stuttgarter Zeitung. "El hombre parecía de las fuerzas especiales (...) pero nuestras puertas aguantaron".

"Cerramos las puertas desde dentro y esperamos a la policía", dijo. Había alrededor de 70 a 80 personas dentro de la sinagoga celebrando Yom Kippur, agregó.

El antisemitismo es un tema especialmente delicado en Alemania, que durante la Segunda Guerra Mundial fue responsable del genocidio de 6 millones de judíos en el Holocausto nazi. Alrededor de 200.000 judíos viven hoy en el país de alrededor de 83 millones de habitantes.

(Escrito por Paul Carrel, Editado en español por Javier López de Lérida)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes