Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una familia es evacuada en bote tras resultar afectada por la tormenta tropical Harvey en Houston, EEUU, ago 30, 2017. REUTERS/Rick Wilking

(reuters_tickers)

Por Emily Flitter y Marianna Parraga

HOUSTON/LAKE CHARLES, EEUU (Reuters) - La tormenta tropical Harvey golpeó el miércoles a Luisiana tras su devastador paso por la costa de Texas en el Golfo de México, mientras que Houston seguía paralizado por las precipitaciones récord que dejaron al menos 25 muertos y forzaron a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares.

Harvey, que el viernes tocó tierra cerca de Corpus Christi como el huracán más poderoso que ha afectado a Texas en más de 50 años, ha dejado al menos 17 desaparecidos y obligado a 32.000 personas a huir a refugios.

El sistema se debilitó y se convirtió en una depresión tropical en la noche del miércoles, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), pero advirtió que "las inundaciones catastróficas y potencialmente letales continuarán en Houston, Beaumont/Port Arthur y sus alrededores, y en el suroeste de Luisiana durante el resto de la semana".

Moody's Analytics calcula el impacto económico por Harvey para el sudeste de Texas entre 51.000 y 75.000 millones de dólares, lo que la convierte en una de las tormentas más costosas de la historia en Estados Unidos.

Meteorólogos sostienen que Harvey podría generar otros 7,5 centímetros de lluvia el miércoles tras elevar el nivel del agua en 1,2 metros en la zona occidental de la costa del Golfo en Luisiana. Las inundaciones obligaron al cierre de la mayor refinería petrolera del país en Port Arthur, Texas, un nuevo golpe a la infraestructura energética del país.

La crecida de las aguas inundó una parte del Centro Cívico Bob Bowers de Port Arthur, donde muchos pobladores habían buscado refugio, de acuerdo a imágenes publicadas en las redes sociales. En Beaumont, al noreste de Houston, una mujer y su bebé fueron arrastradas por las aguas. La niña fue rescatada pero su madre murió.

Harvey tocó tierra por tercera vez el miércoles y a las 2100 GMT se ubicaba a 80 kilómetros al norte de Lake Charles, Luisiana.

El cielo despejado sobre Houston, el centro energético y la cuarta mayor ciudad del país, llevó alivio tras cinco días de fuertes lluvias. Algunos residentes empezaban a salir de los refugios para volver a sus casas, preocupados por lo que fueran a encontrar.

"Mucha gente está regresando porque todo se ve seco por acá. Pero hay personas que perdieron todo, que no tienen dónde ir y siguen en el albergue", dijo Mike Dickerson, de 52 años.

El presidente Donald Trump abrió un discurso sobre reforma impositiva en Misuri con una promesa para los habitantes de Texas y Luisiana. "Estamos con ustedes hoy (...) Y seguiremos con ustedes para restaurar, recuperar y reconstruir", sostuvo.

MILES DE CASAS DAÑADAS

Autoridades de Texas dijeron que para la mañana del miércoles unas 49.000 casas habían sufrido daños por las inundaciones, con más de 1.000 viviendas destruidas. Unas 195.000 personas iniciaron el proceso de buscar ayuda federal, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Texas investiga denuncias de especulación por hogazas de pan ofrecidas a 15 dólares y combustible por 100 dólares el galón, dijo el fiscal general del estado.

La mayor refinería de Estados Unidos cerró por completo debido a que las lluvias inundaron la planta de producción de 603.000 barriles por día (bpd) de crudo en Port Arthur, Texas, informó la compañía, Motiva Enterprises.

Harvey ha sido comparado en algunos aspectos con el huracán Katrina, que hace 12 años devastó Nueva Orleans, provocó la muerte de 1.800 personas y causó daños por unos 108.000 millones de dólares.

El CNH dijo el martes en la tarde que Harvey había provocado la caída de 1.318 milímetros de lluvia sobre Texas, un récord para cualquier tormenta sobre el territorio continental del país.

(Reporte adicional de Gary McWilliams, Ernest Scheyder, Erwin Seba, Ruthy Munoz, Peter Henderson y Andy Sullivan in Houston, David Gaffen en Nueva York, Jon Herskovitz en Austin y Brendan O'Brien en Milwaukee; escrito por Scott Malone y Jon Herskovitz; Editado en español por Carlos Aliaga/Janisse Huambachano/Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters