Reuters internacional

El presidente de Toshiba Corp, Satoshi Tsunakawa, se inclina en el inicio de una conferencia de prensa en la sede de la compañía en Tokio, Japón. 11 de abril 2017. Toshiba Corp planea presentar el martes por la tarde sus resultados pese a no contar con el respaldo de sus auditores, luego de aplazar el procedimiento en dos ocasiones, dijo una persona familiarizada con el asunto, lo que aumenta la probabilidad de que los papeles de la firma dejen de cotizar. REUTERS/Toru Hanai

(reuters_tickers)

Por Makiko Yamazaki y Taiga Uranaka

TOKIO (Reuters) - Toshiba Corp hará todo lo posible para evitar ser excluída de la Bolsa de Tokio (TSE), dijo el martes el presidente ejecutivo del conglomerado japonés tras la postergada publicación de unos resultados trimestrales que presentaban un descargo de responsabilidad de parte del auditor.

"La decisión la tiene que tomar la bolsa", dijo Satoshi Tsunakawa en una rueda de prensa en Tokio. "Haremos todo lo posible para evitarlo", añadió.

La presentación de los resultados para el periodo de tres meses hasta diciembre contenía un descargo de responsabilidad del auditor PricewaterhouseCoopers (PwC) Aarata LLC, que dijo que no podía formarse una opinión de las cuentas.

La medida no tiene precedentes y pone a la Bolsa de Tokio en el centro de la escena, ya que deberá analizar los pros y contras de obligar a Toshiba a cerrar su cotización bursátil.

Si no se actúa duro con Toshiba se podría poner en duda la credibilidad de las autoridades en el mantenimiento de estándares para los inversionistas, pero una exclusión de la empresa de la bolsa complicaría la crisis que envuelve a la firma, aumentando sus costos de financiamiento y exponiéndola a más demandas de los accionistas.

Los encargados de contabilidad han cuestionado las cifras de la filial nuclear estadounidense Westinghouse Electric Co, donde los excesos de costos en cuatro reactores nucleares en construcción en el sudeste de Estados Unidos han obligado a su matriz japonesa a estimar una pérdida neta anual de 9.000 millones de dólares, además de tomar medidas drásticas.

PwC no sólo está cuestionado los resultados recientes, sino también investigando los libros en Westinghouse para el año comercial que cerró en marzo de 2016, dijeron fuentes que declinaron ser identificadas ya que no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre el tema.

Toshiba puso en venta su unidad de microprocesadores de memoria y otros activos, mientras que Westinghouse se acogerá a una protección por bancarrota y también podría ser vendida.

(Reporte adicional de Takahiko Wada y Ami Miyazaki. Editado en español por Rodrigo Charme)

Reuters

 Reuters internacional