Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Toshiba Corp. Satoshi Tsunakawa, hace una reverencia al inicio de una conferencia de prensa en la sede de la compañía en Tokio, Japón. 14 de marzo 2017.La firma japonesa Toshiba Corp incumplió el martes por segunda ocasión un plazo para presentar sus resultados auditados del tercer trimestre, pero recibió una prórroga de un mes en momentos en que amplía la investigación sobre los problemas en su filial nuclear estadounidense Westinghouse. REUTERS/Issei Kato

(reuters_tickers)

Por Makiko Yamazaki y Taiga Uranaka

TOKIO (Reuters) - La firma japonesa Toshiba Corp incumplió el martes por segunda ocasión un plazo para presentar sus resultados auditados del tercer trimestre, pero recibió una prórroga de un mes en momentos en que amplía la investigación sobre los problemas en su filial nuclear estadounidense Westinghouse.

Toshiba dijo que acelerará su decisión sobre si vende una participación mayoritaria en Westinghouse, y trató de convencer a los inversores que puede tener un futuro sin este negocio o sin el de tarjetas de memoria que también tiene en venta.

Toshiba "considerará de manera agresiva opciones estratégicas" para Westinghouse, dijo en un comunicado, aunque no mencionó una eventual suspensión de pagos de la unidad. Fuentes han dicho que abogados expertos en quiebras fueron contratados como medida exploratoria.

El conglomerado dijo que su comité de auditoría confirmó que ciertos directivos de Westinghouse ejercieron "presiones indebidas" en la contabilidad de la adquisición de una firma de construcción de plantas de energía nuclear de Estados Unidos en sus resultados del tercer trimestre.

Ahora tiene que comprobar si esta presión se ejerció en los trimestres anteriores, ya que también presentará los resultados de los primeros nueve meses de su ejercicio.

Toshiba también ampliará el alcance de la investigación para ver si hubo "otras presiones inapropiadas", dijo en un comunicado sin ofrecer más detalles.

Westinghouse se ha convertido en el epicentro de la última crisis de Toshiba, tras comprar una empresa de construcción de centrales nucleares a Chicago Bridge & Iron en 2015.

Dos proyectos en los estados de Georgia y Carolina del Sur gestionados por la empresa adquirida se han visto impactados por sobrecostes y Toshiba ya ha anunciado un provisión de 6.300 millones de dólares.

(Información de Makiko Yamazaki y Taiga Uranaka; Información adicional de Jane Chung en Seúl. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters