Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Toyota Motor, Akio Toyoda, y el de Mazda Motor, Masamichi Kogai, se saludan durante una rueda de prensa conjunta en Tokio. 4 de agosto 2017. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

(reuters_tickers)

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - Toyota Motor Corp dijo el viernes que producirá camionetas pick up y posiblemente un vehículo deportivo utilitario (SUV) en una nueva planta en México, tras amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponerle tarifas si ensamblaba vehículos menores en el país latinoamericano.

"Nos vamos a concentrar solamente en 'pick ups' al principio y estamos estudiando potencialmente un SUV en el futuro", dijo en una entrevista telefónica con Reuters Luis Lozano, director de Relaciones Institucionales de Toyota de México.

Lozano agregó que la firma estudia producir SUVs y producirá el modelo de camioneta pick up Tacoma -que ya ensambla en Tijuana- en la planta en construcción en el central estado de Guanajuato.

Inicialmente, el plan de Toyota era producir el sedán Corolla en Guanajuato, pero ahora llevará la producción de automóviles compactos y la nueva SUV crossover de Mazda a una nueva fábrica que estará en Estados Unidos.

En enero, Trump amenazó con imponerle fuertes tarifas al mayor fabricante automotriz si construía Corollas para el mercado estadounidense en México.

La decisión de producir SUVs en Guanajuato marcaría la continuación de una "tendencia creciente" de los manufactureros mexicanos de cumplir con los estándares de calidad necesarios para producir automóviles más costosos, dijo Christopher Wilson, subdirector del Instituto México del Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson.

"En lugar de ensamblar vehículos de bajo costo que generalmente ofrecen menores márgenes en México y mantener la producción de los lujosos SUV que tienen mayor valor en Estados Unidos, se están moviendo en la dirección opuesta", agregó Wilson.

"La movida de Toyota parece estar diseñada para reducir la presión política del presidente Trump sobre la compañía", afirmó.

Toyota había planeado inicialmente una inversión de 1,000 millones de dólares para ensamblar los compactos Corolla en el complejo que construye en Guanajuato.

Lozano dijo más tarde a una radio local que "hoy por hoy no tenemos cifra final de lo que significa este cambio, pero nuestras apreciaciones hasta el momento son de que no va a variar de manera sustancial".

Toyota anunció esta semana que comprará un 5 por ciento de su rival japonesa Mazda Motor Corp. como parte de una alianza con la que planean construir una planta de ensamblaje de 1,600 millones de dólares en Estados Unidos y desarrollar en conjunto tecnología para vehículos eléctricos.

(Reporte de Anthony Esposito, Traducido por Noé Torres y Sharay Angulo, Editado por Manuel Farías)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters