QUITO, 3 oct (Reuters) - Gremios de transportistas de Ecuador paralizaron el jueves sus actividades y bloquearon carreteras y calles, complicando la movilización de miles de personas a lo largo del país, en rechazo a la decisión del Gobierno de eliminar los subsidios a los combustibles.

El presidente Lenín Moreno anunció el martes un paquete de medidas económicas, que incluye la eliminación de los subsidios al diésel y gasolina extra de mayor demanda en el país, con las que busca recaudar unos 2.270 millones de dólares y reducir un abultado déficit fiscal.

"La medida es de manera indefinida y hasta que se pronuncie el Gobierno. Queremos que se derogue el decreto (de la eliminación de los subsidios). Estamos paralizados a nivel país", dijo Abel Gómez, uno de los líderes de los transportistas.

Cientos de taxistas atravesaron sus vehículos en las principales vías en Quito, mientras que volquetas y buses bloqueaban el ingreso y salida a la ciudad. En Guayaquil, la terminal de buses amaneció cerrada y cientos de usuarios buscaban la manera de llegar a sus lugares de trabajo.

El Gobierno ha defendido las decisiones adoptadas, que incluyen además reformas tributarias y laborales, argumentando que eran necesarias para levantar la economía dolarizada del país. El subsidio de los combustibles en Ecuador ha estado vigente desde hace más de 40 años y ha beneficiado al contrabando, según las autoridades.

Los combustibles se comercializaban a precios internacionales desde el jueves.

"Esta no es una disputa Gobierno-transportistas, es una lucha de todos los ecuatorianos", dijo el secretario de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán. "Que no quepa duda que no nos temblará la mano al momento de defender los derechos de los ecuatorianos", agregó en una entrevista radial.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) dijo que se suman a la paralización y varias comunidades cerraron carreteras en algunas provincias, incluyendo aquellas donde se encuentra la infraestructura petrolera.

Estudiantes universitarios, movimientos sociales y sindicatos de trabajadores paulatinamente se iban sumando a la protesta. El Servicio Integrado de Seguridad del país dijo en su cuenta de Twitter que se presentaban "aglomeraciones de personas" en varias ciudades del país.

"La falta de transporte nos afecta a todos, pero igual nos afectará el aumento de los precios de las gasolinas. No se qué va a pasar", dijo César López, un comerciante de 39 años, que buscaba llegar a su negocio en Quito.

(Reporte de José Llangarí en Quito y Yury García en Guayaquil, Escrito por Alexandra Valencia, Editado por Manuel Farías)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes