Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un tanqui de las fuerzas de Irak dispara a los militantes del Estado Islámico en la zona de Bab al-Tob, en Mosul. 14 de marzo 2017. Las fuerzas del Gobierno iraquí que combaten a Estado Islámico en Mosul tomaron el control del puente principal sobre el río Tigris el miércoles y avanzaban hacia la mezquita donde el líder del grupo radical declaró un califato en 2014, dijo la policía federal. REUTERS/Ari Jalal

(reuters_tickers)

Por Patrick Markey y John Davison

MOSUL, Irak (Reuters) - Las fuerzas del Gobierno iraquí que combaten a Estado Islámico en Mosul tomaron el control del puente principal sobre el río Tigris el miércoles y avanzaban hacia la mezquita donde el líder del grupo radical declaró un califato en 2014, dijo la policía federal.

La captura del Puente de Hierro, que conecta el este de Mosul con la Ciudad Vieja, bajo control de los militantes y ubicada en el lado oeste, significa que el Gobierno ahora tiene en su poder tres de los cinco puentes que se extienden sobre el río Tigris y refuerza la afirmación del primer ministro Haider al-Abadi de que la batalla está llegando a sus etapas finales.

El puente, que resultó dañado en combates a fin del año pasado, fue capturado por la policía federal y unidades de Respuesta Rápida del Ministerio del Interior, según un comunicado policial.

"Nuestras tropas están logrando un avance sostenido (...) y ahora estamos a menos de 800 metros de la mezquita", afirmó un portavoz de la policía federal.

Perder la ciudad sería un gran golpe contra Estado Islámico, pues ha sido la capital de facto del grupo desde que su líder, Abu Bakr al-Baghdadi, se autoproclamó jefe de un califato en territorios de Irak y Siria desde la mezquita Nuri en julio de 2014.

Por eso, la captura de la mezquita sería una enorme victoria simbólica, además de un avance concreto. Pero aún podría haber muchos días de intensos combates mientras fuerzas oficiales tratan de avanzar en las calles y estrechos callejones de la Ciudad Vieja.

El miércoles periodistas y combatientes también informaron de intensos enfrentamientos alrededor del museo de Mosul. Un coche bomba de Estado Islámico explotó cerca del museo y helicópteros dispararon con ametralladoras y misiles.

En la vecina Siria, tres fuerzas por separado están avanzando hacia la ciudad de Raqqa, la principal ciudad de ese país bajo control de Estado Islámico.

(Reporte adicional de Ahmed Rasheed en Bagdad; escrito por Angus MacSwan en Erbil. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters