Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Presidente estadounidense , Donald Trump, da un discurso en Washington, Estados Unidos. 8 de febrero 2017. El rechazo de una corte de apelaciones estadounidense a restablecer la prohibición temporal de viajes a refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana implica un revés para el presidente Donald Trump, pero la Casa Blanca planea contraatacar en varios frentes judiciales. REUTERS/Joshua Roberts

(reuters_tickers)

Por Ayesha Rascoe y Steve Holland

PALM BEACH/WASHINGTON (Reuters) - El presidente Donald Trump está considerando emitir un nuevo decreto para prohibir el ingreso de ciudadanos de ciertos países a Estados Unidos, después de que su intento inicial por frenar la entrada de inmigrantes y refugiados fue frenado en medio de un caos político y judicial.

Trump anunció la posibilidad de un "nuevo decreto" que se podría emitir tan pronto como el lunes o martes, en una sorpresiva conversación con periodistas a bordo del Air Force One en la tarde del viernes, mientras él y el primer ministro nipón se dirigían a su resort de Florida para pasar el fin de semana.

El anuncio se conoció un día después de que una corte de apelaciones de San Francisco ratificó un fallo judicial de la semana pasada que suspendió temporalmente el decreto original de Trump del 27 de enero para prohibir el ingreso de personas de siete países de mayoría musulmana.

Trump no entregó detalles de la nueva medida que está evaluando. Él podría reescribir el decreto original para excluir expresamente a quienes han recibido la residencia permanente en Estados Unidos, dijo un asesor del Congreso con conocimiento del tema, quien pidió no ser identificado. Hacer eso podría aliviar parte de las preocupaciones expresadas por los tribunales.

Un nuevo decreto, sin embargo, podría permitir que los críticos de Trump canten victoria al afirmar que se vio obligado a cambiar de rumbo en su primer anuncio importante de política como presidente.

Sin importar si Trump emite o no un nuevo decreto, su gobierno podría continuar defendiendo en tribunales la orden original, que está siendo revisada por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, dijo a periodistas en la noche del viernes que aún existe la posibilidad de llevar el caso a la Corte Suprema, luego de que otro funcionario del gobierno declaró más temprano que la administración no planeaba agravar la disputa.

"Todas las opciones respecto a las cortes están sobre la mesa, incluida una apelación a la decisión del Noveno Circuito sobre la ORT (orden de restricción temporal) ante la Corte Suprema, incluido el defender nuestro caso por sus méritos", dijo Priebus.

"Además de eso, ahora estamos cursando decretos que esperamos entren en vigor pronto que protegerán aún más a los estadounidenses del terrorismo", agregó.

(Reporte adicional de Mark Hosenball, Doina Chiacu y Julia Edwards Ainsley en Washington; Mica Rosenberg en Nueva York; y Dan Levine en San Francisco; Escrito por by Ginger Gibson; Editado por Ricardo Figueroa)

Reuters