Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo. El presidente de Estados Unidos Donald Trump llegando al aeropuerto internacional de West Palm Beach en Florida el 22 de diciembre de 2017. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el jueves la construcción de un muro en la frontera sur del país y dijo que su posición sobre ese tema "nunca ha cambiado o evolucionado", lo que contradice comentarios formulados por su jefe de gabinete.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, dijo a legisladores hispanos durante una reunión el miércoles que algunos de los puntos de vista sobre inmigración expresados por Trump en la campaña estaban "desinformados", según publicaron los diarios The Washington Post y The New York Times.

Kelly detalló más tarde sus palabras en una entrevista con Fox News, diciendo que los puntos de vista del presidente han "evolucionado".

En una aparente reprimenda a Kelly, Trump escribió en Twitter el jueves: "El muro es el muro, nunca ha cambiado o evolucionado desde el primer día que lo proyecté".

El muro fronterizo se encuentra en el corazón de una lucha en el Congreso para reformar la ley de inmigración antes del vencimiento en marzo de un programa que protege a los llamados "Dreamers", inmigrantes que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.

Trump quiere que cualquier acuerdo incluya fondos para el muro, cuya construcción es rechazada por los demócratas. Se espera que el proyecto cueste más de 20.000 millones de dólares.

Durante la campaña, los partidarios de Trump celebraban la promesa de construir un muro de 3.000 kilómetros a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, buscando mantener a raya a los traficantes de drogas e inmigrantes indocumentados.

Desde que asumió el cargo, Trump ha reconocido que en la extensión de la frontera existen barreras geográficas, como montañas y ríos, donde no sería necesario el muro.

"El muro será pagado, directa o indirectamente, o mediante un reembolso a más largo plazo, por México, que tiene un ridículo superávit comercial de 71.000 millones de dólares con Estados Unidos", dijo Trump en Twitter el jueves.

Los dichos de Trump generaron una rápida reacción del gobierno mexicano que, a través de su cancillería, reiteró que no pagará por la construcción del muro fronterizo y aseguró que no negociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ni otros temas bilaterales, a través de redes sociales.

"Necesitamos el muro para la seguridad de nuestro país. Necesitamos el muro para ayudar a detener el flujo masivo de drogas desde México, ahora calificado como el país más peligroso del mundo. Si no hay muro, ¡no hay acuerdo!", escribió Trump.

Aunque el mandatario no se refirió específicamente al TLCAN, en el pasado ha amenazado con retirar a su país del acuerdo.

"Aunque México tiene un problema significativo de violencia, es abiertamente falso que México sea el país más peligroso del mundo", dijo la cancillería en un comunicado.

Además, México consideró que la violencia generada por el tráfico de drogas, armas y dinero es un problema compartido de ambas naciones.

(Reporte de Susan Heavey. Con reporte adicional de Verónica Gómez Sparrowe y Diego Oré en Ciudad de México; Editado por Gabriela Donoso y Rodrigo Charme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters