Reuters internacional

Foto de archivo del despedido director del FBI, James Comey, cuando testificó ante la Comisión de Justicia del Senado en la sede del Congreso en Washington, EEUU, el 3 de mayo de 2017. REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo

(reuters_tickers)

Por Steve Holland y Jeff Mason

WASHINGTON, 9 mayo (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, generó el martes una tormenta política al despedir al director del FBI, James Comey, que lideraba una investigación sobre la posible colusión de Rusia con la campaña del republicano para influir en el resultado de las elecciones del 2016.

Trump dijo que despidió a Comey por su manejo de las investigaciones sobre los correos electrónicos de la candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton el año pasado.

La medida sorprendió a Washington y sembró sospechas entre los demócratas y otros de que la Casa Blanca está tratando de frustrar la investigación del FBI que involucra a Moscú.

Algunos demócratas compararon la medida de Trump con la "Masacre del Sábado por la Noche" de 1973, en la cual el presidente Richard Nixon despidió a un fiscal especial independiente que investigaba el escándalo de Watergate.

Funcionarios de la Casa Blanca negaron las acusaciones de que hubo algún motivo político en la decisión de Trump, que asumió el cargo el 20 de enero.

Pero el líder de los demócratas del Senado, Chuck Schumer, dijo que habló con Trump y le expresó que estaba "cometiendo un gran error" al despedir a Comey, y agregó que el presidente no le ofreció una "respuesta real".

Una investigación independiente sobre el papel de Moscú en las elecciones "ahora es la única manera de restablecer la fe del pueblo estadounidense", dijo Schumer.

El senador Richard Burr, presidente republicano de la Comisión de Inteligencia del Senado, que supervisa su propia investigación sobre la interferencia rusa durante las elecciones, dijo en un comunicado que estaba preocupado por el momento de la destitución de Comey.

"Su despido, creo, es una pérdida para el Buró y la nación", dijo Burr.

Las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron en un reporte de enero que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó un esfuerzo para interferir las elecciones del 2016, con el objetivo de ayudar a Trump.

CNN reportó el martes por la noche que fiscales federales emitieron citaciones de un gran jurado para el ex consejero de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, a fin de obtener sus registros de negocios como parte de la investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones.

Moscú ha desmentido en repetidas ocasiones cualquier intromisión en las elecciones estadounidenses y el Gobierno de Trump niega las acusaciones de colusión con Rusia.

(Reporte adicional de Dustin Volz, Mark Hosenball, Joseph Menn, John Walcott, Rick Cowan, Patricia Zengerle, Amanda Becker, Nathan Layne y Lawrence Hurley; Escrito por Warren Strobel. Editado en español por Javier López de Lérida)

Reuters

 Reuters internacional