Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que los esfuerzos de China para persuadir a Corea del Norte de que frene su programa nuclear fracasaron, en una escalada de su retórica tras la muerte de un estudiante estadounidense detenido por Pyongyang. En la imagen de archivo, Trump (I) y el presidente chino Xi Jinping pasean juntos tras una reunión bilateral en Palm Beach, Florida. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Steve Holland y David Brunnstrom

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que los esfuerzos de China para persuadir a Corea del Norte de que frene su programa nuclear fracasaron, en una escalada de su retórica tras la muerte de un estudiante estadounidense detenido por Pyongyang.

Trump tenía expectativas de una mayor cooperación de China para que influyera sobre Corea del Norte, y solicitó la ayuda del presidente chino, Xi Jinping. Ambos líderes tuvieron una cumbre de alto perfil en Florida en abril y Trump ha elogiado con frecuencia a Xi.

"Aunque aprecio enormemente los esfuerzos del Presidente Xi & China para ayudar respecto a Corea del Norte, no ha funcionado. Por lo menos sé que China intentó!", escribió Trump en Twitter.

No está claro si su observación representa una variación significativa en su pensamiento sobre la campaña de Washington para frenar el programa nuclear de Corea del Norte y sus lanzamientos de prueba de misiles o si es un cambio sobre la política estadounidense hacia China.

"Creo que el presidente está señalando algo de frustración", dijo a la cadena MSNBC Christopher Hill, un exembajador de Estados Unidos en Corea del Sur. "Señala a otros que entiende que esto no está funcionando, y está tratando de defenderse, o justificarse, diciendo que al menos lo intentaron en comparación con otros que ni siquiera lo intentaron".

Trump ha endurecido su retórica respecto a Pyongyang tras la muerte de Otto Warmbier, un estudiante de la Universidad de Virginia quien estuvo retenido en Corea del Norte por 17 meses antes de volver a su país en estado de coma.

(Reporte adicional de David Brunnstrom, David Alexander y John Walcott en Washington, y Michael Martina en Pekín. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters