Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

ATENCIÓN EDITORES IMÁGENES DE MUERTOS O HERIDOS. Hombres de pie junto a cadáveres tras lo que trabajadores de ayuda humanitaria describieron como un ataque con gas en Idlib, Siria. 4 de abril de 2017. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó el miércoles al Gobierno de Bashar Al-Assad de haber traspasado una "línea roja" con un ataque con armas químicas contra civiles y dijo que su actitud sobre Siria ha cambiado, abriendo un foco de conflicto con Rusia. REUTERS/Ammar Abdullah - RTX33ZAY

(reuters_tickers)

Por Tom Perry y Jeff Mason

WASHINGTON/BEIRUT (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó el miércoles al Gobierno de Bashar Al-Assad de haber traspasado una "línea roja" con un ataque con armas químicas contra civiles y dijo que su actitud sobre Siria ha cambiado, abriendo un foco de conflicto con Rusia.

Trump no dio detalles sobre cómo reaccionará su Gobierno pero sostuvo que el ataque, que dejó al menos 70 muertos, muchos de ellos niños, "cruzó muchas líneas", en alusión a las amenazas de su predecesor, Barack Obama, de actuar para destituir a Assad si Damasco usaba ese tipo de armamento.

"Lo que pasó ayer es inaceptable", dijo Trump a periodistas en una rueda de prensa. "Y les voy a decir algo, mi actitud hacia Siria y Assad ha cambiado, y mucho". El republicano describió el ataque como "horrible" e "indescriptible" y lo calificó como una "terrible afrenta a la humanidad".

Occidente culpó a las fuerzas armadas de Assad por el peor ataque químico en Siria en más de cuatro años.

Washington dijo que cree que las muertes fueron provocadas por gas nervioso sarín lanzado por aviones sirios, pero Moscú ofreció una explicación alternativa: afirmó que cree que el gas venenoso se filtró de un depósito de armas químicas de los rebeldes alcanzado por bombas sirias.

Un funcionario de alto rango de la Casa Blanca dijo bajo condición de anonimato que "no creemos" en la explicación rusa.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia propusieron un borrador de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que culparía a Damasco. Pero Rusia dijo que la decisión es "inaceptable" y está basada en "información falsa".

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, pareció amenazar con acciones unilaterales si el Consejo de Seguridad no se pone de acuerdo en el caso cuando dijo que si Naciones Unidas no actúa colectivamente algunos estados deben hacerlo por sí mismos.

Videos publicados en las redes sociales mostraron imágenes de civiles en el suelo, algunos convulsionando y otros ya muertos, mientras trabajadores médicos trataban de lavar los cuerpos de varios niños para quitarles los restos de químicos.

En tanto, la organización humanitaria Médicos sin Fronteras (MSF) informó que ocho personas que fueron tratadas por personal del grupo tras el ataque presentaron síntomas consistentes con agentes nerviosos como el gas sarín. [nL2N1HD0W5]

El presidente turco, Tayyip Erdogan, dijo que el ataque dejó más de 100 muertos. La cifra de víctimas no se pudo verificar de forma independiente.

(Reporte adicional de Maria Tsvetkova y Polina Devitt en Moscú y Michelle Nichols en la ONU. Editado en español por Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters