Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, habla en el Servicio conmemorativo de oficiales de paz en el West Lawn del Capitolio de los Estados Unidos, en Washington, EE.UU. 15 de mayo de 2017. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el martes su decisión de revelar información a funcionarios rusos durante una reunión en la Casa Blanca la semana pasada, al decir que tiene el "absoluto derecho" a compartir "hechos pertinentes al terrorismo y a la seguridad del transporte aéreo". REUTERS / Kevin Lamarque

(reuters_tickers)

Por Doina Chiacu y Susan Heavey

WASHINGTON, 16 mayo (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el martes su decisión de revelar información a funcionarios rusos durante una reunión en la Casa Blanca la semana pasada, al decir que tiene el "absoluto derecho" a compartir "hechos pertinentes al terrorismo y a la seguridad del transporte aéreo".

A través de su cuenta de Twitter Trump respondió a una catarata de críticas, incluso algunas desde su propio Partido Republicano surgidas tras los reportes de medios que indicaron que había revelado información altamente clasificada en torno a los planes de una operación contra Estado Islámico.

Dos funcionarios estadounidenses dijeron que Trump reveló datos de inteligencia, provistos por un aliado de Washington en los combates contra el grupo islamista, al ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y al embajador Sergei Kislyak durante una reunión celebrada el miércoles pasado.

La Comisión de Inteligencia del Senado le pidió a la Casa Blanca más detalles sobre los reportes, dijo un portavoz. En tanto, un asesor legislativo informó que investigadores del Congreso quieren acceder a copias de las notas que se hayan tomado durante el encuentro.

SABER "LO MISMO" QUE RUSIA

La legisladora republicana Barbara Comstock pidió que la Casa Blanca le de acceso al Congreso a los informes clasificados "para que los congresistas sepan al menos lo mismo que los líderes rusos".

La noticia ha impactado al Gobierno, que intenta dejar atrás las turbulencias generadas por la decisión de Trump de despedir al director del FBI James Comey, quien había ordenado una investigación sobre los vínculos del mandatario con Rusia.

El escándalo ha opacado prioridades legislativas de los republicanos como las reformas tributarias y de salud, y ha generado profundas divisiones entre la Casa Blanca y las agencias de inteligencia, que en enero concluyeron que Rusia intentó influir en la elección presidencial del 2016 en favor de Trump.

Rusia negó tal intervención y también calificó el martes como "un completo sinsentido" los reportes de que recibió información clasificada de Trump en torno a operativos contra Estado Islámico.

Trump dijo en Twitter que "como presidente quería compartir con Rusia (en una reunión en la Casa Blanca programada públicamente), para lo cual tengo el absoluto derecho, los hechos pertinentes al terrorismo y a la seguridad del transporte aéreo".

"(Hay) razones humanitarias, además quiero que Rusia refuerce a gran escala su lucha contra ISIS y el terrorismo", agregó usando una de las denominaciones para Estado Islámico.

Las declaraciones de Trump el martes discrepan con los comentarios de su secretario de Estado, Rex Tillerson, y su asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, quienes afirmaron en comunicados que no se discutieron métodos, fuentes ni operaciones militares en la reunión con funcionarios rusos.

McMaster dijo directamente que la noticia, reportada en un inicio por el Washington Post, era falsa.

(Reportes de Susan Heavey, Doina Chiacu, Patricia Zengerle, Jeff Mason y Mark Hosenball; editado en español por Marion Giraldo y Javier Leira)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters