Reuters internacional

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece encaminado a endurecer su enfoque hacia Pakistán a fin de acabar con los ataques de milicianos paquistaníes en Afganistán, dijeron funcionarios estadounidenses a Reuters. En la imagen de archivo, Trump en una reunión en el Despacho Oval de la Casa Blanca en Washington, EEUU, el 8 de febrero de 2017. REUTERS/Joshua Roberts/File Photo

(reuters_tickers)

Por Phil Stewart y Idrees Ali

WASHINGTON (Reuters) - El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece encaminado a endurecer su enfoque hacia Pakistán a fin de acabar con los ataques de milicianos paquistaníes en Afganistán, dijeron funcionarios estadounidenses a Reuters.

Las posibles respuestas que se están discutiendo incluyen una ampliación de los ataques con aviones estadounidenses no tripulados, el reorientamiento o la retención de cierta ayuda a Islamabad y tal vez rebajar el estatus de Pakistán como un importante aliado no perteneciente a la OTAN.

Algunos funcionarios, sin embargo, son escépticos sobre las posibilidades de éxito de la estrategia y argumentan que años de esfuerzos para frenar el apoyo de Pakistán a los grupos milicianos han fracasado, y que el fortalecimiento de los lazos con India, archienemigo de Pakistán, socava las posibilidades de un avance con Islamabad.

Funcionarios estadounidenses dicen que buscan una mayor cooperación con Pakistán, no una ruptura de lazos, una vez que el Gobierno de Trump concluya una revisión regional de la estrategia que guía la guerra de 16 años en Afganistán.

Las acciones precisas aún no han sido decididas.

La Casa Blanca y el Pentágono declinaron hacer comentarios sobre la revisión antes de que sea terminada. La embajada de Pakistán en Washington no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

"Estados Unidos y Pakistán continúan colaborando en una serie de asuntos de seguridad nacional", dijo el portavoz del Pentágono Adam Stump.

(Reporte adicional de Josh Smith en Kabul, Drazen Jorgic en Islamabad y John Walcott en Washington. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters

 Reuters internacional