Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se dirige al Congreso desde el piso de la Cámara de Representantes en Washington, Estados Unidos, el 28 de febrero de 2017. El presidente Donald Trump firmó el lunes un decreto revisado sobre una prohibición de viajes pero dejó a Irak fuera de la lista de países cuyos ciudadanos no pueden ingresar a Estados Unidos, luego que su primer intento fuera bloqueado en los tribunales, dijeron funcionarios gubernamentales. REUTERS/Jim Lo Scalzo/Pool

(reuters_tickers)

Por Steve Holland y Julia Edwards Ainsley

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Donald Trump firmó el lunes un decreto revisado sobre una prohibición de viajes pero dejó a Irak fuera de la lista de países cuyos ciudadanos no pueden ingresar a Estados Unidos, luego que su primer intento fuera bloqueado en los tribunales, dijeron funcionarios gubernamentales.

El nuevo decreto mantendrá la prohibición de viaje a Estados Unidos por 90 días a ciudadanos de seis naciones de mayoría musulmana: Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen.

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders dijo más temprano el lunes que el decreto entraría en vigencia el 16 de marzo. La nueva directiva retrasa la implementación para limitar el caos que se produjo tras la orden original.

Trump sostiene que una orden como esta es necesaria para asegurar la seguridad doméstica. El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo el lunes a periodistas que "como la amenaza a nuestra seguridad evoluciona y cambia, el sentido común indica que reevaluemos de forma constante el sistema que usaremos para protegerlo".

Irak quedó fuera de la lista frente al decreto original, emitido el 27 de enero, porque Bagdad impuso nuevos procedimientos, como una investigación de antecedentes más estricta e intercambio de información, y debido a su trabajo con Washington en la lucha contra Estado Islámico, dijo una fuente.

Miles de iraquíes lucharon junto a los soldados estadounidenses por años o trabajaron como intérpretes desde la invasión en 2003. Muchos iraquíes se fueron a vivir a Estados Unidos tras ser amenazados por su trabajo con sus tropas.

Un funcionario de la Casa Blanda destacó que el decreto asegura que decenas de miles de personas que tienen la residencia definitiva en Estados Unidos y son originarios de los países que aparecen en la lista, no se verán afectados.

Hubo decenas de demandas en cortes estadounidenses contra el veto migratorio original. La acción que presentó el estado de Washington ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito logró que se suspendiera con el argumento de que violaba las protecciones constitucionales contra la discriminación religiosa.

(Reporte adicional de Julia Edwards Ainsley; Editado en español por Janisse Huambachano y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters