Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la foto de archivo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saluda en la llegada al aeropuerto Morristown, para pasar un fin de semana en el Club Nacional de Golf Trump en Bedminster, previo a la Asamblea General de Naciones Unidas. 15 de septiembre de 2017. REUTERS/Yuri Gripas

(reuters_tickers)

Por Michelle Nichols

NACIONES UNIDAS (Reuters) - La amenaza nuclear de Corea del Norte acechará esta semana la reunión anual de líderes mundiales en las Naciones Unidas en Nueva York, donde los políticos esperan ansiosos escuchar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dirigirse por primera vez al organismo de 193 miembros.

Diplomáticos de Corea del Norte tendrán asientos de primera fila en la Asamblea General de la ONU para escuchar el discurso de Trump el martes por la mañana, que versará sobre la creciente crisis que ha llevado a Washington y Pyongyang a amenazar con intervenciones militares.

A pesar de su escepticismo acerca del valor de las organizaciones internacionales en general y de la ONU en particular, Trump buscará apoyo para sus medidas contra Corea del Norte, a la vez que intentará imponer su mensaje de "América Primero" en la organización.

"Esto no es un problema entre las Naciones Unidas y Corea del Norte. Es un problema entre el mundo y Corea del Norte", dijo el viernes el asesor de Seguridad Nacional de Trump, H.R. McMaster.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres -que, como Trump, accedió al cargo en enero- planea reunirse de forma separada con "las partes implicadas", incluido el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong-ho, en el marco de la 72 Asamblea General de la organización.

"La solución solo puede ser política. La acción militar podría provocar destrucción a tal escala que costaría generaciones superarla", advirtió Guterres el miércoles.

Hace una semana, los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU adoptaron por unanimidad la novena ronda de sanciones a Corea del Norte desde 2006 por su programa de misiles nucleares.

La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, dijo que las sanciones del organismo impidieron el 90 por ciento de las exportaciones conocidas de Corea del Norte.

IRÁN, MYANMAR, CAMBIO CLIMÁTICO, REFORMAS

Algunos líderes también presionarán para que Trump no acabe con el acuerdo de 2015 con Irán que frenaba sus ambiciones nucleares a cambio de la retirada de las sanciones de la ONU, Estados Unidos y la UE.

Los representantes abordarán además la situación de países en crisis como Libia, Siria, Sudán del Sur, Mali, República Centroafricana, Yemen e Irak. Evaluarán, adicionalmente, el problema de Myanmar, donde la ONU ha calificado la violencia contra los musulmanes rohingyas como "limpieza étnica".

Se esperan numerosas reuniones paralelas sobre la lucha contra el cambio climático.

El presidente de Estados Unidos buscaría también apoyo para reformar las Naciones Unidas, una organización a que una vez llamó "un club para que gente se reúna, charle y pase un buen rato".

(Información de Michelle Nichols en las Naciones Unidas; Editado por Yara Bayoumy y Peter Cooney; Traducido por Alba Asenjo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

Reuters