Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El rey Abdulá II de Jordania, el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud de Arabia Saudita y el príncipe heredero de Abu Dhabi, el jeque Mohammed bin Zayed al-Nahyanaudi rodean al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para una fotografía oficial en Riad. Mayo 21, 2017. REUTERS/Jonathan Ernst

(reuters_tickers)

Por Steve Holland y Jeff Mason

RIAD, 21 mayo (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó el domingo a los líderes árabes a que contribuyan en los esfuerzos por "expulsar" a los extremistas islámicos de sus países, en un discurso que intentó elevar la presión sobre la región para combatir a los grupos militantes.

Trump apuntó a Irán como una fuente clave de financiamiento para los grupos militantes, en línea con la visión de Arabia Saudita y en un duro mensaje para la República Islámica un día después de que Hassan Rouhani lograra ser reelegido como presidente.

El mandatario no usó su típico término de "terrorismo islamista radical" en el discurso, una señal de moderación tras usar la frase una y otra vez cuando era candidato.

"El terrorismo se ha expandido en el mundo. Pero el camino a la paz comienza aquí mismo, en esta tierra antigua, y en esta tierra sagrada", sostuvo en Arabia Saudita, su primera parada de una gira de nueve días que incluye a Israel, los Territorios Palestinos, Italia y Bélgica.

"Un futuro mejor puede alcanzarse solamente si sus naciones expulsan a los terroristas. Expúlsenlos de sus lugares de oración, de sus comunidades, de su tierra santa. Expúlsenlos de esta tierra", remarcó ante los líderes de las naciones de mayoría musulmanas que representan a más de 1.000 millones de personas.

Trump, quien generó controversia con su intento de prohibir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos hace algunos meses, describió la lucha contra el terrorismo como una batalla entre el bien y el mal, en lugar de un choque de civilizaciones.

"Las naciones de Oriente Medio tendrán que decidir qué clase de futuro quieren para ellas, para sus países, y francamente, para sus familias y sus niños (...) Es una elección entre dos futuros y es una elección que Estados Unidos no puede hacer por ustedes", afirmó.

La filosofía de Trump "Estados Unidos primero" le ayudó a ganar las elecciones del 2016 y ha inquietado a aliados que dependen del respaldo de Washington para su propia defensa. El republicano, que intenta contener un escándalo político en su país, dejó en claro en un discurso que su Gobierno apoyaría a Oriente Medio pero que requiere más acciones a cambio.

(Editado en español por Marion Giraldo y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters