Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

IMAGEN DE ARCHIVO: El presidente estadounidense, Donald Trump, asiste a una reunión en la sala este de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos. 7 de marzo 2017. El presidente estadounidense, Donald Trump, planea recibir el próximo mes a su par chino Xi Jinping en una cumbre de dos días en su complejo turístico Mar-a-Lago, en Florida, informó el lunes el sitio web Axios citando a funcionarios familiarizados con el tema. REUTERS/Carlos Barria/File Photo

(reuters_tickers)

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea recibir a su par chino Xi Jinping en abril para una cumbre de dos días en su complejo turístico Mar-a-Lago, de acuerdo a reportes de la prensa local, en momentos en que su Gobierno busca mejorar su relación con la segunda más grande economía mundial.

La reunión de dos días está provisionalmente programada para el 6 y 7 de abril, informó el lunes el sitio web Axios citando a funcionarios familiarizados con el plan.

La cadena CNN también reportó la posible cumbre citando a un funcionario, y agregó que el plan es tentativo y que el secretario de Estado Rex Tillerson espera dar los toques finales durante un viaje a Asia esta semana que incluye una escala en China.

Un funcionario estadounidense, que pidió no ser identificado porque todavía no se hizo un anuncio oficial, dijo que es probable que la cumbre se realice pero aún no está confirmada. El Ministerio de Relaciones Exteriores chino no contestó de inmediato un pedido de comentarios.

La cumbre se celebraría tras una serie de reuniones y conversaciones recientes entre Estados Unidos y China, en las que se buscó reafirmar los vínculos entre las dos economías más grandes del mundo después de las agresivas críticas que Trump lanzó contra el gigante asiático.

El mes pasado, el consejero de Estado chino, Yang Jiechi, visitó Washington para discutir los lazos económicos y los intereses de seguridad de ambos países. El funcionario, quien tiene un mayor rango que el ministro de Relaciones Exteriores, se reunió por separado con Trump y con Tillerson.

Durante su campaña presidencial, Trump acusó a China de políticas comerciales injustas, criticó las islas que construye en el estratégico Mar de China Meridional -cuya soberanía reclaman varios países-, y la acusó de hacer demasiado poco para contener a Corea del Norte.

Desde que asumió el cargo el 20 de enero, Trump escribió una carta a Xi donde buscaba "lazos constructivos" y luego dialogó con él por teléfono.

(Editado en español por Rodrigo Charme y Javier Leira)

Reuters