Reuters internacional

Un reportero toma una fotografía a las propuestas impositivas del presidente estadounidense, Donald Trump, en un punto de prensa en la Casa Blanca en Washington, abr 26, 2017. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso el miércoles reducir la tasa impositiva sobre las ganancias de las empresas a un 15 por ciento desde un 35 por ciento, al tiempo que ofreció recortes de impuestos a los estadounidenses. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Amanda Becker y Ginger Gibson

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso el miércoles reducir la tasa impositiva de las empresas y el gravamen a las ganancias repatriadas por las corporaciones, en un plan que el Gobierno consideró como histórico y que podría tener un largo camino en el Congreso.

El proyecto, que además incluye aumentar la deducción estándar que los estadounidenses pueden solicitar en sus declaraciones de impuestos, reducir el número de tramos impositivos y eliminar el gravamen sobre el patrimonio, se conoce tres días antes de que Trump cumpla 100 días en el poder.

Las propuestas fueron presentadas en la Casa Blanca por el asesor económico de Trump, Gary Cohn, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quienes denominaron el plan como "los principios centrales" que serían trabajados con el Congreso para alcanzar una ley que pueda ser aprobada.

Mnuchin afirmó que los recortes planeados se pagarían solos a través del crecimiento económico, la reducción de las deducciones de impuestos y el cierre de lagunas en la ley.

"Nuestra meta es hacer a las firmas estadounidenses las más competitivas en el mundo", dijo. "El presidente está determinado a desatar el crecimiento económico para las compañías", agregó.

Aunque los republicanos controlan tanto la Cámara de Representantes como el Senado, algunos aspectos de las propuestas de Trump podrían ser difíciles de vender, sobre todo para los "halcones" fiscales de su propio partido.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, comentó en una reunión de lobistas y abogados que había visto un adelanto. "Nos gusta mucho. Nos pone en la misma página, estamos de acuerdo en un 80 por ciento y sobre el restante 20 por ciento estamos en la misma cancha".

LARGO SENDERO

Algunos analistas dijeron que los inversores eran conscientes del largo camino a recorrer antes de que se apruebe una reforma tributaria.

"El mercado no interpretará el plan negativamente, pero hay obstáculos en ese rumbo, como todo lo que dice o hace Trump", aseguró Andrea Bakhos, directora gerente de Janlyn Capital en Bernardsville, Nueva Jersey.

El plan reduciría la tasa del impuesto de la renta de las empresas públicas del 35 al 15 por ciento y del 39,6 al 15 por ciento la tarifa fiscal máxima a negocios como pequeñas sociedades y firmas con propietario único, señaló Mnuchin.

El secretario del Tesoro también afirmó que Trump estaba proponiendo que las corporaciones repatríen sus ganancias en el exterior con una tasa muy por debajo del 35 por ciento actual. No dijo cuál sería la tasa, pero aseguró que el Gobierno trabajaba con el Congreso para que fuera baja.

Las firmas estadounidenses mantienen alrededor de 2,6 billones de dólares en el exterior que están libres de impuestos y que sólo pagarían tributos si son repatriados. Trump propone la repatriación, pero a una tasa más baja.

Si es promulgada, la medida podría producir un alza extraordinaria en los ingresos que podría ser canalizada al gasto en infraestructura, lo que podría atraer los votos demócratas.

Para las personas, simplificaría los retornos de impuestos al reducir el número de tramos a tres desde siete (10, 15 y 35 por ciento) y duplicaría la deducción estándar disponible a los contribuyentes que no desglosan sus deducciones.

(Reporte adicional de Steve Holland, David Lawder, Doina Chiacu, Eric Walsh, Escrito por Doina Chiacu and Frances Kerry, Editado en Español por Manuel Farías/Gabriela Donoso/Carlos Serrano)

Reuters

 Reuters internacional