Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, llegan a una misa en la Catedral Nacional, en Washington, D.C., el 21 de enero de 2017. Trump dijo a funcionarios de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) el sábado que siente un gran respeto por la entidad y negó que tenga una disputa con la comunidad de inteligencia, en su primera visita a la agencia como presidente de Estados Unidos. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Jeff Mason y Warren Strobel

LANGLEY/WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intentó recomponer relaciones con la CIA el sábado y dijo a los funcionarios que los apoyaba tras criticar a agencias de espionaje por su investigación sobre ataques informáticos rusos.

En su primera visita oficial a una agencia gubernamental en su calidad de presidente, Trump -quien había dicho que las tácticas de inteligencia de Estados Unidos recordaban a la Alemania nazi- trató de no dejar lugar a dudas con los funcionarios respecto a que respalda su trabajo.

"Muy, muy pocas personas podrían hacer el trabajo que hacen ustedes y quiero que sepan que los apoyo mucho", declaró Trump, entre vítores y un fuerte aplauso.

Antes del discurso, algunos analistas dijeron que tomaría más que una rápida visita de Trump para recomponer relaciones con una comunidad a la que denigró. El magnate inmobiliario se involucró en una disputa sin precedentes con la CIA y otras agencias de inteligencia estadounidenses antes de asumir su mandato.

Trump criticó duramente a funcionarios de inteligencia después de que concluyeron que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó a los piratas informáticos que recuperaran correos electrónicos de funcionarios demócratas para tratar de impulsar la campaña electoral de Trump.

El presidente no hizo mención a Rusia durante sus comentarios. Dijo que la disputa con agencias de inteligencia había sido una invención de los medios y afirmó que los periodistas se cuentan "entre los seres humanos más deshonestos sobre la Tierra".

El ex subdirector de la CIA Michael Morell sostuvo que la visita de Trump a la sede central de la agencia sería "un gesto importante y positivo".

"Pero la prueba real de la relación entre el presidente y su agencia de inteligencia más importante dependerá de qué tan abierto sea a lo que tenga que decir la CIA sobre lo que está pasando en el mundo", comentó Morell antes del discurso de Trump.

El mandatario afirmó que combatir a militantes de Estado Islámico sería una prioridad para la agencia y que el "terrorismo radical islámico" debe ser erradicado.

(Reporte adicional de John Walcott; escrito por Roberta Rampton. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters