Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dando un anuncio en la Casa Blanca en Washington, ago 2, 2017. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Roberta Rampton y Patricia Zengerle

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgó el miércoles una ley con nuevas sanciones a Rusia pese a que dijo que contenía "defectos significativos", algo que Moscú calificó como una "guerra comercial" y el fin de las esperanzas para una mejora en las relaciones bilaterales.

El Congreso estadounidense aprobó la semana pasada por una amplía mayoría una ley para castigar al Gobierno de Rusia por su interferencia en las elecciones presidenciales del 2016, su decisión de anexar la península ucraniana de Crimea y otras violaciones de las normas internacionales.

Trump instó al Congreso a no emplear la ley para dificultar los esfuerzos de Washington por resolver el conflicto en Ucrania junto a sus aliados europeos.

El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, dijo que las sanciones equivalen a una "guerra comercial a escala total" y agregó en un mensaje en Facebook que "las esperanzas de que nuestras relaciones con el Gobierno estadounidense mejoren han desaparecido".

Trump, quien ha dejado en claro que desea mejorar sus relaciones con Rusia, aceptó a regañadientes las sanciones, que también incluyen medidas contra Corea del Norte e Irán. La ley tuvo suficiente apoyo legislativo como para revocar un veto presidencial.

"Aunque estoy a favor de que se apliquen duras medidas para castigar y disuadir el comportamiento agresivo y desestabilizador de Irán, Corea del Norte y de Rusia, esta ley tiene defectos significativos", dijo el republicano en un comunicado. "En el apuro por aprobar la legislación, el Congreso incluyó una serie de provisiones claramente inconstitucionales".

Dado el retraso desde que el Congreso aprobó la iniciativa el jueves, habían surgido especulaciones respecto de que el mandatario parecía estar resistiéndose a promulgar un texto que ya había generado represalias de su par ruso, Vladimir Putin.

En los últimos días, hubo señales contradictorias del Gobierno en torno a las sanciones.

El secretario de Estado Rex Tillerson dijo a periodistas el martes que Trump no creía que las acciones punitivas fueran "de ayuda en los esfuerzos" diplomáticos con Rusia. En tanto, el vicepresidente Mike Pence dijo que la ley evidenciaba que Trump y el Congreso hablaban "con una misma voz".

Los esfuerzos de Trump por forjar mejores lazos con Moscú se vieron obstaculizados por las conclusiones de agencias de inteligencia estadounidenses de que Rusia interfirió para ayudar al republicano a vencer a la demócrata Hillary Clinton en la carrera presidencial del 2016.

Varias comisiones del Congreso y un abogado especial están investigando el caso. Moscú niega cualquier interferencia y Trump insiste en que no se coludió con ningún miembro del Kremlin durante su campaña electoral.

(Reporte Roberta Rampton; escrito por Doina Chiacu y Susan Heavey; Editado en español por Marion Giraldo y Javier Leira)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters