Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (a la izquierda en la imagen), en una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca en Washington, feb 15, 2017. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó el miércoles al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a frenar el desarrollo de asentamientos, pero no dio un respaldo explícito a una solución de dos Estados en la disputa con los palestinos, un pilar de la política de Washington en Oriente Medio. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Luke Baker y Steve Holland

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó el miércoles al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a frenar el desarrollo de asentamientos, pero no dio un respaldo explícito a una solución de dos Estados en la disputa con los palestinos, un pilar de la política de Washington en Oriente Medio.

Los líderes se reunieron por primera vez desde la victoria electoral de Trump en noviembre del año pasado. En una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca, el republicano prometió trabajar para que se alcance un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos, pero dijo que para lograrlo se requeriría compromiso de las dos partes.

"Me gustaría que contengan los asentamientos por un tiempo", dijo Trump a Netanyahu, pero más tarde el líder israelí dijo que los asentamientos "no son el núcleo del conflicto" y se rehusó a comprometerse a reducir la construcción de edificios.

Trump respaldó el pedido de Netanyahu para que los palestinos reconozcan a Israel como el Estado judío, algo a lo que se han rehusado, y a detener la incitación a la violencia contra los israelíes.

Pero pese a sus palabras de que buscará colaborar con el proceso de paz -que no ha tenido negociaciones importantes desde 2014- Trump no ofreció nuevas recetas para desbloquear el punto muerto o lograr un acuerdo, lo que no pudieron sus predecesores.

Por su parte, Netanyahu sostuvo que prefiere enfocarse en la "sustancia" y no en las "etiquetas" al ser consultado sobre el respaldo a la solución de dos Estados.

Para Netanyahu, un conservador que ha estado 11 años en el poder, el encuentro fue una oportunidad de restablecer los vínculos tras una relación a menudo áspera con el demócrata Barack Obama.

Netanyahu, investigado en Israel por acusaciones de haber abusado de su posición, pasó buena parte del martes reunido con importantes asesores en Washington, preparándose para las conversaciones. Funcionarios dijeron que no querían discrepancias en los planteamientos estadounidense e israelí durante la reunión en la Oficina Oval.

(Reporte adicional de Matt Spetalnick en Washington. Editado en español por Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters