Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se dirige a sus partidarios durante un mitín en Louisville, Kentucky. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará el martes un decreto para revocar una serie de regulaciones relativas al cambio climático promulgadas por el gobierno de su predecesor, el demócrata Barack Obama, una medida que posiblemente llevará a ecologistas a presentar recursos judiciales. REUTERS/Jonathan Ernst

(reuters_tickers)

Por Valerie Volcovici y Jeff Mason

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el martes un decreto y revocó una serie de regulaciones relativas al cambio climático promulgadas por el gobierno de su predecesor, el demócrata Barack Obama, una medida que posiblemente llevará a ecologistas a presentar recursos judiciales.

El decreto, conocido como la normativa de "Independencia Energética", revierte el plan de energía limpia de Obama que obliga a los estados a bajar las emisiones de carbono de sus centrales eléctricas, un elemento crítico para ayudar al país a cumplir sus compromisos en el acuerdo mundial sobre el cambio climático alcanzado en París en diciembre del 2015.

También deja sin efecto la prohibición de arriendo de minas de carbón en tierras federales, deroga las reglas para reducir las emisiones de metano procedentes de la producción de crudo y gas y disminuye la ponderación del cambio climático en la evaluación sobre las nuevas regulaciones de las agencias federales.

"Estoy tomando medidas históricas para levantar las restricciones sobre la energía estadounidense, para revertir la intrusión del Gobierno, y para cancelar regulaciones que matan empleos", dijo Trump en la sede de la Agencia de Protección Ambiental

El decreto es el más audaz a la fecha en los esfuerzos de Trump por reducir la regulación ambiental a fin de reactivar las industrias de perforación de petróleo y gas y la minería del carbón, una promesa que hizo durante su campaña para la presidencia.

Pero analistas del sector y ejecutivos han puesto en duda si las medidas tendrán un gran efecto en sus industrias y organizaciones ecologistas prometieron que impugnarán las órdenes.

"Estas acciones son un asalto a los valores estadounidenses y ponen en peligro la salud, la seguridad y la prosperidad de todos los estadounidenses", dijo el multimillonario y activista Tom Steyer, que encabeza el grupo NextGen Climate.

El grupo ecologista Earthjustice dijo que luchará contra el decreto tanto dentro como fuera de los tribunales. "Esta orden hace caso omiso de la ley y la realidad científica", dijo el presidente del grupo, Trip Van Noppen.

(Escrito por Richard Valdmanis, Escrito por Richard Valdmanis, Editado en español por Carlos Aliaga/Marion Giraldo)

Reuters