Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, el presidente chino Xi Jinping en una reunión en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rompió el hielo con su homólogo chino, Xi Jinping, con una carta en la que dijo que esperaba trabajar junto a él para desarrollar una relación constructiva, aunque ambos no han hablado directamente desde que el republicano asumió el poder. REUTERS/Denis Balibouse

(reuters_tickers)

Por Ben Blanchard y Eric Walsh

PEKÍN/WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rompió el hielo con su homólogo chino, Xi Jinping, con una carta en la que dijo que esperaba trabajar junto a él para desarrollar una relación constructiva, aunque ambos líderes no han hablado directamente desde que el republicano asumió el poder.

En la carta, Trump agradeció a Xi por su nota de felicitación luego de su asunción y le deseó al pueblo chino un próspero Año Nuevo Lunar del Gallo, dijo el miércoles por la noche la Casa Blanca en un comunicado.

"El presidente Trump declaró que espera trabajar con el presidente Xi para desarrollar una relación constructiva que beneficie tanto a Estados Unidos como a China", dijo el comunicado.

China dijo el jueves que concedía una enorme importancia a las relaciones con Estados Unidos, luego de confirmar que recibió la carta enviada por Trump.

Lu Kang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, dijo que el Gobierno agradeció a Trump por sus saludos de Año Nuevo y agregó que la cooperación entre las dos naciones era la única alternativa.

Trump y Xi aún no han hablado directamente desde que la asunción del republicano el 20 de enero, aunque conversaron brevemente después de que el magnate ganó la elección presidencial de Estados Unidos en noviembre.

Fuentes diplomáticas en Pekín dicen que a China le preocupa que Xi sea humillado en caso de que una llamada telefónica con Trump resulte mal y se filtren detalles a los medios estadounidenses.

La semana pasada, la relación entre Estados Unidos y su aliado Australia se tensó después de que el diario Washington Post publicó detalles de una llamada telefónica entre Trump y el primer ministro Malcolm Turnbull. [nL1N1FP01V]

"Eso es lo último que quiere China", dijo a Reuters una fuente con conocimiento de la posición de Pekín frente a las relaciones con Estados Unidos. "Sería increíblemente vergonzoso para el presidente Xi y para el pueblo chino, que valoran el concepto de las apariencias".

(Reportes de Michael Martina, Ben Blanchard en Pekín y Eric Walsh en Washington. Reporte adicional de Redacción Pekín. Editado en español por Ricardo Figueroa y Marion Giraldo)

Reuters