Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del sábado del presidente de EEUU, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, ayudando a los voluntarios a repartir comida a los sobrevivientes del paso del huracán Harvey en Houston. Sep 2, 2017. REUTERS/Kevin Lamarque

(reuters_tickers)

Por Emily Flitter y Steve Holland

HOUSTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, jugó el sábado con niños y le sirvió comida a los evacuados tras el arrasador paso por Houston del huracán Harvey, el primer gran desastre climático que debe afrontar desde que asumió el poder a comienzos del año.

Trump trató de consolar a los afectados y agradeció a los voluntarios tras las críticas que recibió días atrás por no mostrar suficiente empatía con los residentes de Texas tras la catastrófica inundación que asoló parte de ese estado.

Trump, de 71 años, fue acompañado por su esposa Melania en su recorrido, en el que sirvió comida a los sobrevivientes y abrazó, besó y jugó con niños en el NRG Center de Houston, un lugar que se convirtió en el mayor refugio de emergencia de la ciudad.

El republicano se mostró relajado mientras se fotografiaba con voluntarios y conversaba con los evacuados junto al gobernador de Texas, Greg Abbott. "Ha sido maravilloso", dijo Trump sobre su encuentro con los niños mientras servía comida recibiendo gritos de "gracias señor".

La visita se dio después de que Harvey desplazó a más de 1 millón de personas y dejó unos 46 muertos por las inundaciones que paralizaron Houston, hicieron subir el caudal de los ríos hasta máximos históricos e interrumpieron el suministro de agua potable en Beaumont, Texas, una ciudad de 120.000 habitantes.

Cuando el huracán Harvey tocó tierra hace más de una semana, gran parte de los daños afectaron al área metropolitana de Houston. El 70 por ciento del condado de Harris, que incluye a Houston, estuvo cubierto en un momento con 450 milímetros o más de agua, según funcionarios locales.

La tormenta arrojó cantidades récord de lluvia y devastó más de 480 kilómetros de frente costero. A medida que empezaba a disminuir el nivel del agua, mucha gente se atrevía a volver a sus hogares para calibrar los daños.

Cuando Trump visitó la región costera del Golfo de México el martes, se reunió con líderes estatales y locales y socorristas, centrándose sobre todo en la logística de la respuesta gubernamental más que en el sufrimiento de los residentes.

El sábado algunos residentes, incluso aquellos que están en el espectro político opositor al mandatario, dijeron que la visita de Trump fue positiva. "Eleva la moral", dijo Kevin Jason Hipolito, quien se identificó como un simpatizante demócrata.

"Cuando fue a Corpus (Christie) yo pensé 'se olvidó de nosotros'. Pero esto es una muestra de respaldo. Levanta la moral".

El gobierno de Trump pidió el viernes en una carta al Congreso 7.850 millones de dólares para financiar los operativos de respuesta y los esfuerzos iniciales de recuperación.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Bossert, dijo que las peticiones de financiación de ayuda llegarán en etapas, según se vaya conociendo el impacto de la tormenta. El gobernador Abbott indicó que su estado podría necesitar más de 125.000 millones de dólares.

La tormenta clausuró cerca de una cuarta parte de la capacidad de refinado de Estados Unidos, situada en gran parte a lo largo de la costa del Golfo, y provocó un alza de los precios de la gasolina a un máximo de dos años antes del fin de semana largo del Día del Trabajo.

(Reporte adicional de Richard Valdmanis, Ernest Scheyder, Ruthy Munoz, Peter Henderson y Andy Sullivan en Houston, Steve Holland en Washington, Julia Simon en Nueva York, Jon Herskovitz en Austin, Texas, y Brendan O'Brien en Milwaukee; escrito por Jon Herskovitz y Alex Dobuzinskis; editado en español por Carlos Serrano y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters