Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump y su homólogo, Vladimir Putin, se dan la mano en el encuentro G20 en Hamburgo, Alemania. 7 de julio 2017. REUTERS/Steffen Kugler/Courtesy of Bundesregierung/Handout via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Roberta Rampton y Jeff Mason

HAMBURGO (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de Rusia, Vladimir Putin, un veterano empresario y un exespía, se dieron un apretón de manos el viernes, antes del esperado encuentro cara a cara que protagonizarán en el marco de la cumbre del G-20.

Trump ha dicho que quiere buscar maneras para trabajar con Putin, una meta que se hace más difícil por las agudas diferencias que mantienen sobre las acciones de Rusia en Siria y Ucrania y las acusaciones de que Moscú interfirió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Ambos coincidieron durante un encuentro informal de los líderes del G-20 al comienzo de la cumbre. El mandatario estadounidense reforzó su saludo palmeando al ruso en el brazo.

En un video del encuentro, se vio a Trump palmeando más tarde a Putin también en la espalda. Ambos sonrieron. Tienen previsto reunirse de manera formal más tarde, a las 1345 GMT, cuando es probable que se analice en detalle cada una de sus expresiones faciales y sus gestos físicos.

"Estoy deseando celebrar hoy todas las reuniones con líderes mundiales, incluido mi encuentro con Vladimir Putin. Mucho que discutir", escribió Trump en un tuit el viernes. "¡Representaré bien a nuestro país y lucharé por sus intereses!".

El comienzo de la reunión está previsto para poco después de que empiece una sesión de trabajo del G-20 sobre clima y energía. Es probable que Trump, que irritó a los líderes mundiales con su decisión de retirar a Estados Unidos del acuerdo climático de París, tenga que abandonar pronto la reunión para llegar al encuentro con su par ruso.

Algunos temen que el mandatario republicano, un novato en la política cuyo equipo está desarrollando aún su estrategia frente a Rusia, esté menos preparado para el encuentro que Putin, que ha lidiado con los dos últimos ocupantes de la Casa Blanca y decenas de líderes mundiales.

El jueves, Trump ofreció un discurso en Varsovia, en el que instó a Rusia a poner fin a sus "actividades desestabilizadoras" y detener su apoyo a Siria e Irán. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Putin fue informado de las palabras de Trump y que tendrá en cuenta estos y otros comentarios de funcionarios estadounidense.

(Reporte adicional de Patricia Zengerle, Susan Heavey y Doina Chiacu en Washington; Denis Pinchuk en Moscú y Denis Dyomkin en Hamburgo; editado en español por Carlos Aliaga y Carlos Serrano)

Reuters