Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo del banco suizo UBS es visto en Zurich, Suiza. 10 de noviembre 2016. UBS, el mayor administrador de riqueza del mundo, ofreció el viernes un tono más optimista para 2017 ante un incremento previsto de los tipos de interés en Estados Unidos, al tiempo que registró una caída de un 47 por ciento en sus beneficios netos para todo el año. REUTERS/Arnd Wiegmann

(reuters_tickers)

Por Joshua Franklin

ZÚRICH (Reuters) - UBS, el mayor administrador de riqueza del mundo, ofreció el viernes un tono más optimista para 2017 ante un incremento previsto de los tipos de interés en Estados Unidos, al tiempo que registró una caída de un 47 por ciento en sus beneficios netos para todo el año.

En momentos en que su división de gestión de riqueza se enfrenta a unos tipos de interés en mínimos históricos y unos clientes que prefieren acumular efectivo, su beneficio neto en 2016 cedió a 3.300 millones de francos suizos (3.300 millones de dólares) desde 6.200 millones de francos en 2015.

"Aunque la incertidumbre macroeconómica, las tensiones geopolíticas y las divisiones políticas continúan afectando la confianza de los cliente y el volumen de transacciones, hemos comenzado a observar una mejora en la confianza de los inversores, sobre todo en Estados Unidos, lo que podría beneficiar a nuestros negocios de gestión de riqueza", dijo el banco más grande de Suiza en un comunicado.

Las ganancias en 2015 fueron impulsadas por un beneficio fiscal sustancial, pero el resultado operativo antes de impuestos en 2016 todavía anotó un declive de un 24 por ciento.

En el cuarto trimestre, el beneficio neto fue de 738 millones de francos suizos. Esto se ubicó muy por encima de la estimación promedio de 339 millones de francos en un sondeo de Reuters entre 15 analistas.

El beneficio neto trimestral se redujo desde los 949 millones de francos registrados en el mismo periodo del año anterior, cuando las cifras fueron impulsadas por un beneficio fiscal neto de 715 millones de francos.

Sin embargo, el prestamista dijo que ofrecerá un dividendo ordinario sin cambios de 0,60 francos para 2016, en línea con las expectativas del mercado.

(Reporte de Joshua Franklin. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters